Como si fuera un ave Fénix, Argentinos Juniors resurgió de sus cenizas, batió a River Plate 2 a 0 y complicó así a los dirigidos por Ramón Díaz en su lucha por el título en el torneo Final, a la vez que puso contra las cuerdas a Independiente en su pelea por la permanencia en la máxima categoría.

En La Paternal, el bicho sorprendió al millonario y le ganó en forma incuestionable con las conquistas de Julio Barraza y Rodrigo Gómez.

La juvenil formación que escogió Ricardo Caruso Lombardi hizo un gran despliegue, consiguió la ventaja en el último tramo y obtuvo tres puntos que representaron un premio por demás merecido.

Fue un primer tiempo discreto en el que a River le costó encontrar los espacios, sobre todo por la eficaz marcación a la que recurrió el equipo local, en la que se destacaron Gaspar Iñíguez y Alejandro Capurro.

La primera ocasión para la visita llegó por un cabezazo de Rogelio Funes Mori que Nereo Fernández controló junto al ángulo superior izquierdo. En tanto, Argentinos sacó ganancia en lo táctico porque ocupó correctamente los espacios y no le permitió al millonario hacerse del balón.

A la poca claridad de ambos conjuntos se deben sumar, en ese primer período, dos errores arbitrales que impidieron la apertura del tanteador, ya que le anularon mal una conquista a Manuel Lanzini (no estaba en posición adelantada) y luego Néstor Pitana no advirtió un evidente agarrón dentro del área de Ariel Rojas en perjuicio de Hernández, el zurdo creativo del bicho colorado.

En el segundo tiempo, nada cambió sustancialmente, dado que Argentinos siguió presionando en todos los sectores e intentó abrir el juego por los costados.

River, de todos modos, dispuso de dos ocasiones por intermedio de Funes Mori, la primera a los 28, pero fue tapado por Nicolás Freire y en el rebote falló Rojas. Pero a los 35 min Argentinos encontró el premio a tanto esfuerzo, porque Gómez envió un córner desde la izquierda y Barraza apareció vacío por el segundo poste y definió con acierto.

En el tramo final, la visita mostró su peor imagen, porque el mediocampo perdió consistencia, sobre todo por el flojo rendimiento del reaparecido Leonardo Ponzio, y Argentinos volvió a apostar al ataque.

A los 41 Argentinos le estampó cifras definitivas al partido porque Hernández lo desbordó a un dubitativo Leandro González Pírez y tocó por lo bajo para Gómez, quien puso el 2-0, valisosísimo para Argentinos y tan doloroso para las distintas necesidades de River e Independiente. Fue realmente un mal bicho...

 Caruso, más que feliz

Después de varias pálidas, Ricardo Caruso Lombardi disfrutó tras el triunfo que su equipo ante a River, que le permite estar cerca de salvarse del descenso. “Estamos en un cincuenta por ciento afuera”, dijo el técnico del bicho, “todavía nos quedan tres encuentros difíciles”, advirtió. El DT luego se refirió a los días tensos que vivió con su propio plantel: “Siempre agradezco a los jugadores y a veces uno se pasa de la raya para despertarlos, y creo que sirvió”.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...