El Tribunal Constitucional de Alemania dictaminó ayer que las parejas homosexuales deben beneficiarse de los mismos derechos en materia fiscal que las heterosexuales, en contra de lo mantenido hasta ahora por el Gobierno de Angela Merkel.
Alemania autoriza desde 2001 el registro de parejas del mismo sexo, pero limita a los matrimonios heterosexuales determinados beneficios fiscales. Para el alto tribunal, estas restricciones “violan la norma general de igualdad”, por lo que ha instado a modificar la ley y aplicarla de forma retroactiva.
Las parejas de hecho podrán beneficiarse de esta manera del reparto de impuestos entre cónyuges que existe en el país. “El tratamiento desigual de matrimonios y parejas de hecho es anticonstitucional”, afirmó el Tribunal, y exigió que se modifique la ley de manera retroactiva hasta el 1 de agosto de 2001. “La reglamentación vigente sobre el reparto de impuestos en el matrimonio podría aplicarse a las parejas de hecho registradas de manera provisional hasta que exista una nueva ley al respecto”, agregaron.
La equiparación fiscal con los matrimonios era una de las dos grandes reivindicaciones de las uniones civiles, tanto heterosexuales como homosexuales, aún perjudicadas en el reparto de impuestos entre los dos miembros de la pareja.
 

Alemania reconoce la unión civil entre parejas del mismo sexo, pero no le garantiza los mismos derechos que a los matrimonios heterosexuales. La reivindicación de cambiar esto se coló en la precampaña electoral para los comicios generales de septiembre. La canciller alemana, Angela Merkel, se mostró en contra de esta equiparación: “Personalmente me gustaría mantener los privilegios fiscales de los matrimonios, ya que nuestra Constitución establece una protección especial para el matrimonio en relación con la familia”.
La unión civil entre parejas del mismo sexo vio la luz en 2001, sin embargo, hasta ahora no están equiparados ni fiscalmente ni en derechos, como el de poder adoptar, con los matrimonios.
El Partido Socialdemócrata, los Verdes y el Partido Demócrata Liberal han aplaudido la sentencia, mientras que la ministra de Familia, Kristina Schroeder, de la Unión Demócrata Cristiana, ha subrayado que acatarán el fallo y cambiarán la legislación. Por su parte, el ministro de Exteriores, Guido Westerwelle, homosexual declarado, ha afirmado que la sentencia va acorde con los tiempos y hará que la ley fiscal alemana sea “tan moderna como lo es la sociedad”.
 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

ㅤ ㅤ
cargando...