Con bombos y platillos autoridades de la provincia y de la Municipalidad de Rosario de la Frontera realizaron ayer por la tarde la entrega de 73 módulos habitacionales que fueron construidos por el gobierno provincial en la zona norte de la ciudad termal, colindante con el barrio Ramón Abdala.

Como en otros actos oficiales, el de Rosario de la Frontera también fue aprovechado por los precandidatos oficialistas a senadores nacionales Rodolfo Urtubey y la diputada Cristina Fiore. También estuvo la intendenta local, Rómula Montero, legisladores del departamento y concejales.

Todo el cotillón político que aportó la dirigencia local no fue visto con buenos ojos por los adjudicatarios de los módulos, quienes manifestaron su malestar porque en 2008 la esposa del gobernador Urtubey, Ximena Saravia Toledo, les prometió una vivienda digna para erradicarlos de la zona El Bajo, que en algunos sectores sufre de los embates de las lluvias.

Es el caso de la señora Juana del Carmen Moreno, quién vive sola a cargo de sus sietes hijos, en edades que van de los 8 a los 18 años de edad. “Si bien somos pobres no merecemos estas pequeñas viviendas; ante todo somos seres humanos” manifestó a El Tribuno.

Vecinos disconformes

Tras recorrer su nueva vivienda expresó: “pido a las autoridades que revean esta situación, ya que en mi caso particular la casa de El Bajo es mucho más grande, con tres habitaciones y la cocina. Lo único que no tenemos es el baño”.

También dijo que “hasta el momento los legisladores no dijeron nada y a la intendenta le dije que aceptaba la casita pero con la condición de que nos cambien a otro lugar, puesto que este lote esta en una zona muy baja, cerca del río, y seguramente tendremos problemas con las lluvias”.

Por otra parte se preguntó “realmente no se como acomodaré a mis hijos en un espacio tan reducido, ya que en total somos ocho personas y tengo que ubicar la mesa y las sillas, la cocina y las camas”.

“No nos pueden dar una casa as픝

Un caso que se repite es el de la familia de Juana del Carmen Moreno, que le tocó el lote Nº 61 de la Manzana Z 5. Esta es otra de las tantas familias que tienen un número superior a las cinco personas para vivir en el monoambiente. En tal sentido expresó que “no nos pueden dar una casa así, ya que la mujer del gobernador nos prometió una vivienda digna. ¿Me pregunto si vivir hacinados, por mas que se tenga agua y luz, es digno para una familia?”. Otro de los temas que planteó Juana del Carmen es que las llaves son todas iguales. “Grande fue la sorpresa cuando vimos y comprobamos que la llave de mi casa abre otras casas. No es seguro”. Cabe mencionar que los monoambientes entregados no tienen agua y todavía no se conectó la luz.

Características

La obra de los monoambientes dio inicio en julio del año 2012. Es una pequeña habitación de 3 x 3 metros, con un espacio reducido para el baño. Su estructura es de paredes de bloque con techo de chapa y cuenta con una ventana.

De acuerdo a lo informado por la Secretaría de Obras y Servicios Pública del municipio local, los monoambientes están asentados en un lote de 10 x 25 metros y fueron destinados a las familias de la zona La Costanera y El Bajo de esa ciudad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...