Mientras la Selección de Alejandro Sabella se entrena en el predio de Ezeiza y da los primeros pasos rumbo al Mundial de Brasil, sus rivales del grupo F están jugando diferentes amistosos para llegar afinados e intentar bajar al “gran candidato” de la zona.

Uno de ellos es Nigeria, que cerrará su participación en la primera fase contra Argentina en el estadio “Beira-Río” de Porto Alegre el miércoles 25 de junio. Las Aguilas Verdes, que intentarán avanzar más allá de octavos de final, su mejor marca, enfrentaron ayer a Escocia (igualaron 2-2 sobre la hora) en el estadio “Craven Cottage” de Inglaterra, en lo que fue su segundo encuentro preparatorio (antes igualó 0-0 con México y aún debe enfrentar a Grecia y a Estados Unidos).

En el primer tanto, el equipo conducido por Stephen Keshi mostró debilidades en la concentración a la hora de la marca y lo pagó muy caro. A la salida de un córner, todos los futbolistas africanos tardaron en reaccionar y tras un remate desde afuera del área, y el esconcés Charlie Mulgrew corrigió el recorrido del disparo con un taco que se coló por encima del arquero Ejide.

Pero lo cierto es que el combinado africano fue incapaz ayer de dominar a un equipo que ni siquiera estará en el Mundial de Brasil.

A principios de mayo, cuando hizo una primera selección de futbolistas, Keshi discutió con su federación porque esta entregó una lista oficial con jugadores que él no había citado.

El desencuentro entre ambas partes viene de lejos. Keshi, tras ganar a finales de 2013 la tercera Copa de Africa para Nigeria, estuvo a un paso de dejar su selección tras acusar a los dirigentes africanos de estar buscando a un preparador extranjero para sustituirle. Al final, aguantó en su puesto, pero no queda mucho para el pistoletazo de salida del Mundial y Nigeria aún no termina de arrancar.

Cortocircuitos permanentes

Los hombres de Keshi no están teniendo una plácida preparación mundialista y parece que a los futbolistas nigerianos les están afectando los últimos desacuerdos de su entrenador con la federación del país africano. Ubicados en el grupo F junto a Argentina, Bosnia e Irán, tienen pocos días para intentar mejorar una imagen que no fue nada buena.
 Keshi no pudo aportar la tranquilidad necesaria a un grupo que leyó hace dos días unas declaraciones de su técnico en las que afirmaba tener ofertas de seis países diferentes para cambiar de aire.

Un amistoso que se ve poco claro

El seleccionado camerunés de fútbol amenazó ayer con un boicot, de cara al amistoso del próximo domingo con Alemania, porque exigen el 50% de los ingresos que percibe la Federación Nacional de Fútbol de los patrocinadores. Su figura Samuel Eto‘o explicó: “Del país no queremos nada, pero trabajamos por ese dinero que ingresó a la Federación. Queremos saber qué nos corresponde”. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...