Las canas son un hito que muchas personas miran con inquietud. Si bien algunos las ven como una señal de sabiduría y estatus, otros las ven simplemente como un marcador de la vejez. Hay varios mitos con respecto a cómo aparecen las canas, cómo se pueden tratar e incluso cómo se propagan.

1-. Si arrancas una salen diez: Falso. Las canas salen de a poco y en grupos, eso es lo natural. Tal vez por eso existe la creencia de que al quitarte una aparecen más. Además, de cada folículo piloso crece solo una hebra, no dos ni más.

2. La canicie es irreversible: Con los años, los melanocitos que sintetizan los pigmentos que le dan color al cabello disminuyen y en algún momento el mecanismo biológico que colorea el pelo, deja de funcionar. Eso explica las canas.

3. Pero no todo está perdido: Hay hábitos y condiciones que te sacan canas a mayor velocidad: fumar (según un estudio de 2013), la deficiencia de vitamina B, los problemas de tiroides, la anemia y ciertas enfermedades autoinmunes.

4. Teñirlas sí o sí: En un sondeo realizado por una página web entre 119 internautas, más de la mitad respondió que se teñían las canas y solo una de cada cinco dijo que las deja crecer.

5. Son hereditarias: ¿Quieres saber cuándo empezarás a encanecer y de qué modo? Mira a tu madre. A ella puedes culparla de heredar las canas.

6- Demasiado sol produce canas:

No hay evidencia científica que compruebe esta creencia.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...