Once ecuatorianos fueron detenidos tras un procedimiento en el que se secuestraron 350 kilos de cocaína en la localidad salteña de Salvador Mazza, realizado por agentes de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). 

El procedimiento, según trascendió, se realizó a fines de junio en la Aduana de Pocitos, el otro nombre al cual se la conoce a esa localidad fronteriza con Bolivia, cuando los agentes interceptaron un minibús en el que era llevada la droga. 
 
Según indicaron fuentes del organismo, la droga se encontraba escondida en el doble piso del vehículo, el cual tiene matrícula ecuatoriana, en el momento en el que hacía su ingreso a territorio argentino. 

A los agentes aduaneros de AFIP y a los gendarmes que participaron del operativo les llamó la atención el minibús, que se hallaba cubierto de tierra.

Durante la requisa, se determinó la existencia de un doble piso y un compartimento en la parte posterior del vehículo donde se encontraron 300 ladrillos de cocaína, con un total de 351 kilogramos de droga. 

Según se indicó, el valor de la droga incautada -en caso de ser transportada a algún país de Europa, donde el kilo de cocaína tiene un valor aproximado de 45.000 dólares- puede llegar a superar los 15.795.000 dólares.
 
La droga escondida en el interior del minibús había sido envuelta en láminas de plomo con grasa y pimienta. 

Según explicaron los responsables del operativo, el plomo es utilizado habitualmente por los narcotraficantes para eludir el control de los escaners mientras que la pimienta apunta a eludir el olfato de los perros antinarcóticos. 

Tanto la droga secuestrada, como el chofer, los pasajeros y el vehículo quedaron a disposición del Juzgado Federal de Orán, a cargo del juez Raúl Reynoso. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...