Después de dos años con quimioterapia y una recaída fuerte por una leucemia, los médicos le aconsejaron a Santiago Acuña, un salteño de 25 años, buscar un donante de médula ósea. Tras cinco meses de búsqueda llegaron hasta una mujer alemana que se había registrado como donante y era compatible con él. El jueves 24 de julio le hicieron el trasplante y poco a poco se fue recuperando. Hoy es el día nacional de la donación de órganos; una ocasión para repensar la frase #DonaVidaEnVida.
Hoy, a casi un año de esa operación, Santiago se está recuperando bien y tiene controles mensuales. Estudia Relaciones Internacionales en la Universidad Católica de Salta y comenzó hace poco la carrera de Comercio Internacional. Santiago, en diálogo con El Tribuno, recordó a todas las personas la importancia de donar sangre y registrarse como donante de médula ósea. Todavía no conoce a su donante ya que hay un año de anonimato pero le escribió una conmovedora carta que puede leerse a continuación.
¿Optaste por ser donante de ór...
"A mi donante anónimo,

No es difícil escribirle a alguien que no conozco cuando esa persona me regaló una segunda oportunidad de seguir viviendo, una esperanza. Hoy, 24 de noviembre, cumplo 4 meses desde el trasplante y quiero agradecerte no solo este gran gesto que tuviste conmigo, si no muchas otras cosas que aprendí a partir del mismo.
Gracias por ser un ejemplo de compromiso, por decir que si y aceptar ayudarme a mí que estaba necesitándote sólo a vos. Gracias a tu ejemplo, muchas de las personas que me conocieron, y a través de mi conocieron lo que hiciste vos; se inscribieron como donantes de médula ósea.
Gracias por amar la vida. De las pocas cosas que sé de vos, sé que tenés dos hijos; y que hayas elegido darle la oportunidad de seguir viviendo a alguien más, te convierte en una luchadora por la vida a vos también. Gracias por no ser indiferente y ser parte de esta lucha que estoy llevando.
Gracias por ser parte del milagro del amor y la solidaridad, donde con tan solo un poco de tus células, a mi me regalaste una vida.
Gracias por comprender que el momento era hoy y ahora. Conseguir un donante compatible es muy difícil y el tiempo corre para los que necesitamos de otra persona.
Gracias a tu gran gesto pude brindar una vez más con mis familiares y amigos el mes pasado cuando cumplí 25 años! Sin dudas fue un cumpleaños super especial y desde acá brindé por vos.
Gracias por este renacer. Gracias a vos redescubrí muchísimas cosas de este mundo como cuando un niño descubre todo por primera vez. Desde el sonido de los pájaros después de estar meses enteros en el hospital hasta los gustos de las comidas. Y esto es algo continuo y muy lindo. Hoy por ejemplo pude volver a experimentar la sensación de tirarme un chapuzón en la pileta por primera vez desde el trasplante y fue algo increíble.
Agradezco también este año de anonimato entre nosotros dos, porque eso me hace pensar cuando voy caminando por la calle, que cualquier persona con la que me cruzo podés ser vos y eso me ayuda a procurar ser mejor con el prójimo. Igualmente no veo las horas de poder conocerte y agradecerte este hermoso gesto de amor incondicional.
Me despido hasta muy pronto y con el deseo de poder darte un gran abrazo de agradecimiento en Alemania, Argentina o en algún punto a mitad de camino.

Santi "

Averiguá cómo registrarte como donante de médula en INCUCAI.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...