Gorros de egresadas, remeras con la leyenda "Promo 2016", hinchadas y banderas que decían los nombres de sus barrios. El acto de colación del secundario para unas 580 salteñas que retomaron los estudios tras pasar años fuera del sistema educativo tuvo la energía de un festejo esperado durante años. Cargadas de historias, recibieron sus diplomas el martes en el microestadio Delmi.
"Poder ayudar a tus hijos a estudiar o a hacer los deberes es lo más hermoso", dijo a El Tribuno María Tolaba, que tiene 32 años y había dejado la escuela a los 15, cuando quedó embarazada.
María tiene hijos de 16, 11 y 6 años y vive en villa Lavalle. Es una de las vecinas que volvieron a las aulas en Salta capital y terminaron la secundaria por medio del programa Ellas Hacen, destinado a apoyar la formación e inserción laboral de las mujeres.
María egresó como escolta de la bandera y, con su título en mano, ya tiene decidido que su próximo paso es inscribirse en enfermería.
"Dejé el colegio cuando tenía 20 años, con tercer año incompleto. Tuve que empezar la secundaria de cero después de dos décadas. Fue una de las cosas más lindas que me pasaron, además de mis hijos", contó María Vallejos, de 46 años, quien había abandonado la escuela para trabajar en casas de familia.
Divididas en grupos, cursaron la secundaria con un programa reducido de tres años. Las clases se dictaron en centros comunitarios de diferentes barrios de la ciudad y el acto de colación en el Delmi reunió a las que estudiaron en los cuatro puntos cardinales de la capital.

"Demostré lo contrario"

"Alguna vez alguien me dijo que yo no podía. Hoy estoy segura de que demostré lo contrario. Esto es algo hermoso", dijo Patricia González y agradeció el apoyo de sus vecinos que siempre estuvieron dispuestos a ayudarla con alguna materia.
Claudia Alejandra Loaisa compartió que su objetivo es ser psicóloga y que su hijo le enseñaba antes de los exámenes. "Fue un camino de gran aprendizaje", afirmó.
El programa Ellas Hacen prioriza la inclusión de mujeres en situación de vulnerabilidad.
En el acto de colación estuvieron los ministros de Asuntos Indígenas y Desarrollo Comunitario, Luis Gómez Almaras, y de Educación, Ciencia y Tecnología, Analía Berruezo.
Las egresadas, además de cursar el secundario, recibieron formación integral sobre derechos, cooperativismo, economía social, perspectiva de género y ciudadanía urbana, entre otros temas.
"Me costó retomar pero fue una gran buena experiencia. Tener el título se convirtió en un desafío personal. Me siento realizada y orgullosa de mí misma", expresó María Vallejos, que consiguió las mejores notas y se ganó el lugar de abanderada en el Centro Integrador Comunitario de Santa Cecilia, donde estudió con un grupo de 60 compañeras de la zona sudeste.
Más de 2.000 mujeres están haciendo la secundaria por medio de este programa, más allá de las que egresaron esta semana, según difundió el Ministerio de Educación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...