Escenas de dolor y desesperación se vivieron esta tarde en el cementerio San Antonio de Padua, cuando los familiares y amigos despidieron a Andrea Neri, quien ayer fue asesinada por su pareja, durante una visita íntima en el penal de Villa Las Rosas.
Juan Neri, papá de Andrea, estaba sin consuelo y se descompensó, por el dolor que le generó la situación. Luego los familiares fueron a manifestarse afuera del penal, sobre la avenida Yrigoyen.
Ayer, poco después de las 14, Andrea Neri, de 18 años, ingresó en el penal y se reunió con su pareja Gabriel 'Chirete' Herrera, de 39. Ella llegó contenta, con el pequeño hijo de ambos nacido los primeros días de noviembre del año pasado.
Fueron a la celda 372 que él comparte con otros cuatro presos, en el pabellón E, pero estaban solos porque iban a tener una reunión íntima. No pasó mucho tiempo y Herrera salió con el bebé en brazos, lo entregó a los guardiacárceles y les avisó que había matado a la muchacha.
Es el segundo femicidio que comete: en 2006, Herrera asesinó a su entonces esposa Verónica Castro, quien lo visitaba en la cárcel de Metán donde estaba preso por estafa y robo calificado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...