De la complejidad, a lo más alto de Sudamérica

“Nunca me gustaron mis piernas, siempre las vi grandes y cuando estaba en el gimnasio, fue Pablo (Carreño, su actual entrenador y pareja), quien me dijo que tenía que hacer fitness. Pero en una competencia de la categoría Bikini me recomendaron que intente Wellness, otra rama, justamente por mis piernas y automáticamente me largué a llorar”. Las palabras son de la salteña Lucía Barrios, hoy campeona Sudamericana de fitness en Wellnes, justo meses después de aquella “sugerencia” que casi la hace largar todo.
Con 37 años y luego de la competencia internacional fiscalizada por la IFBB, realizada en Buenos Aires del 7 al 11 del mes pasado, Lucia visitó la planta editorial de El Tribuno para mostrar sus logros y también contar su historia de vida.
“En 2014 entrenaba en un gimnasio y en ese lugar conocí a mi actual pareja, quien enseguida me dijo que tenía condiciones para hacer fitness, pero como ya conté, no encajaba demasiado porque tengo las piernas grandes”.
Carreño, quien la acompañó a este matutino, sostuvo: “Siempre tuvo piernas musculosas, por genética. Es un caso atípico porque además tenía la cintura chica y reunía las condiciones que otras chicas no tenían”.
Lucía se volcó a la categoría Bikini “porque Wellness no estaba en auge”. “La gente me decía que por mi físico tenía que ser Wellness y yo, en cambio, veía mis piernas chiquitas, porque había entrenado mucho. Fue muy shockeante y me largué a llorar, aunque tiempo después supe que debería explotar mi punto fuerte y es más cómodo a la hora de competir”, sostuvo.
Cuando Lucía decidió cambiar de categoría, fue importante estar bien no solamente desde lo físico, sino también de lo mental y, en ese sentido, fue clave el apoyo de su pareja y entrenador.
“Hay que tener mucha paciencia, ya que se requiere de mucho trabajo y dieta estricta. Comenzamos a preparar los siguientes torneos y yo veía que tenía chances, iba con expectativas”, pero Barrios no se tenía fe. 
“Jamás fui con demasiadas expectativas a una competencia porque encima me suplemento demasiado. Solo tenía que confiar en lo que tenía”, agregó la competidora.
Así fue como llegó a su primer competencia fuerte, un interprovincial en Santiago del Estero en julio de este año, y lo ganó. 
Luego disputó el Argentino, el 19 de agosto en Buenos Aires, y fue subcampeona, por lo que obtuvo la clasificación al Sudamericano, en la misma provincia, cerca de un mes después.
“Llegué al Sudamericano en Costa Salguero como subcampeona nacional y en el torneo, con jueces internacionales, me eligieron en primer lugar, por delante de la chica que había ganado el Argentino”, dijo Lucía, tras obtener el logro más importante de su carrera.
Pedidos y su futuro
La actual campeona sudamericana contó a este matutino que siempre abonó de sus bolsillos los pasajes a cada competencia que disputó, pero tras obtener la clasificación en el Argentino, y a solo unos días de esa próxima competencia, realizó un pedido de ayuda económica en la Secretaría de Deportes.
“Estaba con el tiempo justo y si bien no me abonaron los pasajes, hubo una gran predisposición de parte de las autoridades, por lo que quizás me reconozcan los gastos”. 
A fin de año, nuevamente Santiago del Estero la espera.
 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...