Sortearon terrenos remanentes

Cien lotes remanentes de urbanizaciones del área metropolitana se sortearon ayer entre familias sin techo que atraviesan situaciones sociales complejas. El lugar donde se realizó el trámite estuvo colmado y hubo malestar de algunas familias, que se presentaron sin saber que no podían ser incluidas en la selección.

La Subsecretaría de Tierra y Hábitat de la Provincia informó que el sorteo se realizó en la sede de la Lotería de Salta.

El padrón estaba conformado solo por grupos familiares de los denominados “casos prioritarios”. En esta categoría se encuentran los que iniciaron los trámites para acceder a un lugar donde vivir hace más de diez años.

Las familias que podían aspirar a obtener un lote tienen a alguno de sus integrantes con enfermedades crónicas, discapacidad o viven en condiciones de hacinamiento, entre otras variables.

El titular del organismo, Ángel Sarmiento, sostuvo que se están empezando a resolver “situaciones que vienen con un atraso importante”.

El funcionario dijo que el sorteo se realizó en “un marco de total planificación, claridad y transparencia”.

“Los ciudadanos deben saber que al momento de adjudicar un lote de interés social al sector más vulnerable de la sociedad se hace con absoluta claridad”, afirmó.

Sarmiento también destacó que el listado de los beneficiarios se publicará la próxima semana en la sede de Tierra y Hábitat, en Santiago del Estero 2225, y en la página web del Gobierno de la Provincia.

Finalmente, el titular de Tierra y Hábitat indicó que durante el transcurso del año van a continuar realizando sorteos especiales para los grupos familiares que se encuentran en estas condiciones.

Durante la jornada estuvieron presentes la escribana de Gobierno, Graciela Galíndez, representantes y técnicos de la Lotería de Salta, funcionarios de la Subsecretaría de Tierra y Hábitat, e inscriptos que pudieron seguir el trámite a través de una pantalla gigante con audio.

Críticas a la organización

En el sorteo de lotes para familias sin techo hubo malestar de personas que se acercaron sin saber que no podían participar, porque solo se incluía a los grupos más vulnerables según comentaron personas que estuvieron en el lugar.

“Hubo mala organización. El sorteo fue para casos especiales y algunos no sabían. Incluso algunos que sí participaban desconocían dónde era”, contó Jorgelina Aguirre, una vecina.

La mujer además cuestionó la metodología de Tierra y Hábitat. “En 2014 salí sorteada. Yo pensé que eso significaba que me darían un lote. Sin embargo, solo recibí una notificación de que estaba preadjudicada. Nunca me dijeron dónde es y ya pasaron tres años”, aseguró.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...