Palúdica: marcharon para defender la salud pública

Por Bernardita Ponce Mora

"No a la entrega de nuestro edificio", piden los trabajadores y trabajadoras de la Palúdica. No es que sea su propiedad, sino que hace más de 80 años se realizan allí tareas en beneficio de la salud de todas las personas.

Ayer por la mañana los empleados se concentraron en la puerta principal del edificio, que han tomado pacíficamente hace una semana durante las 24 horas. Luego marcharon a la plaza 9 de Julio para pedir a los concejales municipales que no aprobaran la ordenanza "ad referendum" 15.246 que envió el intendente Gustavo Sáenz al legislativo y que se trataría en la sesión de esta tarde.

Matilde Juárez, secretaria adjunta de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), manifestó que "el reclamo principal es que las autoridades nacionales estén presentes acá". Contó que, si bien el lunes se reunieron en Buenos Aires, no hubo medidas concretas para respaldar a los y las trabajadoras.

Medida judicial

Como respuesta al recurso de amparo que se presentó a principios de enero de este año para frenar la transferencia del inmueble, el juez federal Julio Leonardo Bavio dictó ayer una medida cautelar interina, según la cual la Municipalidad no debe tomar posesión del edificio hasta que el juez se expida y haya una audiencia el 11 de abril. La ley 27.336, sancionada a fines de 2016, establece que el predio será utilizado para la construcción del Museo Nacional del Folclore y plantea que los trabajos sanitarios ocupen menos del 10 por ciento del terreno.

En la Palúdica funcionan cinco instituciones nacionales de salud pública: el Programa Nacional de Vectores, la Delegación Sanitaria Federal, el Área de Sanidad de Fronteras, el Centro Nacional de Reconocimientos Médicos y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa). En total trabajan allí alrededor de 80 personas.

José Britos, concejal del Partido Obrero (PO), estuvo en la marcha para apoyar el reclamo de los y las trabajadoras en defensa del edificio. Explicó que ante la intención de que se destinara menos de un 10% del edificio para la salud pública, los empleados "han explicitado la necesidad de utilizar toda la superficie por la labor que realizan, tan importante para combatir enfermedades".

"Si bien es un edificio deteriorado, sostenemos que el Estado tiene que invertir para destinarlo a la salud pública y no al negocio del turismo, como pretenden Sáenz y Macri. El presidente ha hecho aprobar una ley en el Congreso para la donación de este edificio", recordó, y estimó que el Museo del Folclore puede hacerse en otro predio. "El Estado nacional tendría que arreglar el edificio porque aquí hay trabajadores de la Nación. Creemos que el Concejo no puede aprobar la donación del terreno", observó, aunque lamentó que el resto de los bloques hubiera acordado la entrega de la Palúdica.

La respuesta oficial

El intendente de Salta, Gustavo Sáenz, dijo en el programa "Sáenz y la gente", en radio Aries, que considera que los planteos de los trabajadores son "irracionales". "Tratan de politizar algo que establece una ley, que fue votada por los diputados y los senadores de la Nación y promulgada por el presidente".

Con respecto a la situación laboral de las personas que trabajan allí hace muchos años, opinó: "La fuente laboral de ellos no se discute y no peligra. Reconocemos su trabajo de años y queremos que lo sigan haciendo. Para trabajar uno necesita tener las comodidades suficientes y hacerlo dignamente. Vamos a tratar de conseguir los fondos para lograr lo que ellos han buscado durante tantos años: poner en valor y en condiciones esos edificios".

"Apelamos a la racionalidad de los empleados que ahí trabajan. Buscamos que ellos nos acompañen desde ahí. No estamos en contra de la salud ni de la ciencia, sino de politizar un tema que es ley", sentenció.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...