En Salta hubo dos  marchas en el centro

Franco Hessling locales@eltribuno.com.ar

 

El segundo capítulo de las 48 horas de protesta sindical incorporó nuevos sectores a la movilización callejera en el centro capitalino, aunque mostró divergencias entre las conducciones gremiales que, por "falta de coordinación, según dijeron varios dirigentes consultados, se dividió entre los que estuvieron en las calles por la mañana y una facción de la CGT local (Confederación General del Trabajo) que hizo su aparición en horas de la tarde.

En la masiva marcha matinal, en la que se volvió a oscilar los dos mil manifestantes igual que el lunes, estuvieron presentes nuevamente los docentes -quienes cumplían su segundo día de paro-, los trabajadores de las administraciones estatales municipales, provinciales y nacionales, y se sumaron los profesionales de la salud y los empleados del Correo Argentino, referenciados con la CGT nacional aunque distanciados de la conducción local.

Uno de los epicentros de la concentración previa fue, como ayer, la sede de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). Esta columna se integró de empleados de las administraciones municipales y de la provincial y nacional. Allí también formó su columna la delegación local de la CTA-Autónoma (Central de Trabajadores Argentinos), aliada de ATE.

En la sede de calle Jujuy también iniciaron la marcha el espacio juvenil del Partido Comunista Rebelde (PCR) y la Corriente Clasista y Combativa (CCC), parte de los movimientos sociales que negociaron la Emergencia Social con el presidente Mauricio Macri. En la plaza 9 de Julio se encontraron con otros espacios que también suscribieron el acuerdo, como la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y el Movimiento Popular La Dignidad, que conduce el centro vecinal de barrio Miguel Ortíz.

En la plaza hubo otras confluencias, también marcharon trabajadores de dos de los cuatro sindicatos del sector de correspondencia y telecomunicaciones, del Foecep conducido por Norberto Montaño y del Sitracyt que tiene como secretario adjunto a Hugo Yorqui. Montaño se alineó a la CGT nacional pero se mostró hostil a los mandamases locales, que convocaron la marcha para horas de la tarde. En tanto que Yorqui, alineado nacionalmente con el MILES de Luis D'elía, bregó por un "paro general" y se distanció de cualquier escala dirigente de la CGT.

En el sector educativo se repitió una importante presencia de muchos gremios docentes aunque no de los sindicatos que formaron parte de la paritaria con la Provincia. Sitepsa (Sindicato de Trabajadores de la Educación) presentó una columna algo escuálida, pero eligió marchar pese a haber firmado el acuerdo por un 16% de aumento semestral. La ADP (Asociación Docente Provincial), el sindicato de más afiliados que se negó a suscribir el acta paritaria, no participó de la marcha de ayer. La ausencia de los gremios fue suplida por las columnas de espacios docentes como Alternativa Docente, la Corriente Nacional 9 de Abril y Tribuna Docente. Para nada menor la presencia de profesores autoconvocados, tanto de educación formal como de programas socioeducativos recortados por la hacienda nacional y de instituciones de educación especial.

También formaron parte de la marcha los profesionales de la salud nucleados en Apsades, quienes se adhirieron al paro nacional convocado para ayer -concomitante con la huelga docente- por Fesprosa (Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina). Apsades está próxima a acordar con la Provincia un aumento salarial del 22% semestral, dividido en dos pagos de 14% el primero y de 8% el siguiente.

Además hubo columnas de trabajadores municipales y docentes del interior, el sindicato de trabajadores del azúcar del ingenio San Isidro también se movilizó con una nutrida columna de operarios de la zafra del valle de Sianca.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...