Jóvenes  rescatan  animales  maltratados

La Asociación de Ayuda Animal logró rescatar alrededor de quince ejemplares de distintas especies en una tapera ubicada a orillas de un camino vecinal en cercanías de la zona denominada Santa Rita, en jurisdicción de El Carril, en donde estaban siendo maltratados y prácticamente en condiciones de abandono.

El grupo de proteccionistas está integrado por alrededor de veinte jóvenes de El Carril y Chicoana y actuó con el concurso de la Policía Rural.

Esta brigada, luego de recibir la denuncia de la Asociación, dio aviso a la Fiscalía de turno de esta zona del Valle de Lerma para que proceda al secuestro de las especies amenazadas en forma inmediata.

De esta manera, se logró rescatar a siete perros, un loro, un zorro, tres chanchos y varias ovejas. La mayoría de estos animalitos estaba en muy malas condiciones y descuidados. Algunos estaban heridos y hasta con enfermedades en la piel, como se podía observar a simple vista.

Otros estaban encadenados o atados con sogas que no les permitían ni saciar su sed, porque los tachos inmundos que contenían agua estaban lejos.

"Nunca participamos de un operativo de esta naturaleza junto a la Policía Rural y la comisaría de El Carril. Teníamos la información y habíamos constatado con nuestro grupo el maltrato que sufrían estos animalitos. Hicimos la denuncia y rápidamente la policía actuó", contó Camila Chocobar, integrante de la Asociación Ayuda Animal.

En este lugar, el camino se hace estrecho y está cubierto de matorrales. Estas características de la zona hacían imposible individualizar la forma en que estos animales padecían hambre y sed a diario. Ahí estaba ese espacio, con corrales, una acequia y tachos mugrientos utilizados como bebederos para los animales.

Según el grupo de jóvenes, el dueño de estos animales tiene un espacio cedido por el dueño de una finca. Allí cría ovejas y cerdos, pero supo hacerse también de animales exóticos, tales como un loro y un zorro.

El zorro estaba atado a una soga y el loro estaba en una jaula colgada de la rama de un árbol. Todos los animalitos estaban a la intemperie. Sin agua ni muestras de haber recibido alimentos en los últimos días.

Por fortuna, luego de los secuestros ordenados por la Justicia, la Policía Rural logró ubicar al zorro en la reserva natural de Finca Las Costas.

El loro fue liberado por ser especie autóctona de la zona. A los cerdos y las ovejas el dueño tuvo que justificar en sede policial su propiedad y se comprometió a mejorar notoriamente la cría de estos animales.

Con respecto a los perritos, flacos y pulguientos, se informó que fueron entregados al grupo de AAA para que los den en guarda o procuren una adopción responsable.

"De a poco estamos recuperando el estado de salud de los perritos. La gente colabora con guardas y los alimenta. Ahora estamos en la etapa de darlos en adopción responsable y permanente. Es un trabajo complicado. El concejal Rubén Sánchez nos colabora en estos casos. Nos gustaría que más vecinos se sumen a esta cruzada", contó Camila ante la pregunta de El Tribuno.

El grupo, que no tiene presidente ni cabeza visible para darle un marco de identidad, tiene sin embargo a todos sus miembros comprometidos por igual.

La asociación surgió el año pasado con este trabajo de proteccionismo y ya lleva rescatados una veintena de perros de la calle.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...