Esta semana se conocieron las escalas definitivas de salarios fijados para el personal de “casas particulares”, que en los próximos días serán publicadas en el Boletín Oficial.
 De tal manera, el nuevo salario (retroactivo a junio) será de $7982, mensuales y de $64,50 por hora, en la quinta categoría, personal con retiro. 
Esta categoría es la más “popular” ya que se refiere a la prestación de tareas generales (limpieza, lavado, planchado, cocina, etc.).
 Desde la sanción del nuevo estatuto (mediante ley N° 26844), en marzo de 2013, las remuneraciones y otras condiciones de trabajo son establecidas a través de unas “pseudo” paritarias que anualmente- se celebran en el Ministerio de Trabajo de la Nación. 
¿Por qué llamarlas “pseudo”? En primer lugar, porque es una paritaria de tres, donde además de las partes- participa el Estado, con representantes, inclusive, del Ministerio de Economía (no se entiende muy bien que tiene que hacer este Ministerio allí; pero es lo que establece la ley mencionada). En segundo lugar, desde el lado patronal aparece (además del Sindicato de Amas de casa) una entidad absolutamente ignota: el EMTRACAP (Empleadores de Trabajadores comprendidos en el Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares). A pesar del pomposo nombre fue imposible encontrar algún antecedente sobre esta Asociación. 
Por último, todos los integrantes de esta paritaria (que conforman la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares CNTCP-) son designados por el Ministerio de Trabajo de la Nación.
Los nuevos salarios se conocieron luego de haber fracasado una primera reunión ya que el sector gremial solicitó que la recomposición salarial incluyera el rubro antigüedad y un premio al presentismo. También la pretensión sindical incluía un viático a cargo del empleador que cubriera los gastos de traslado del trabajador desde su domicilio al lugar de trabajo. Si bien estas propuestas no fueron tratadas, se estableció el compromiso de analizarlas en el mes de setiembre próximo. Los trabajadores obtuvieron un aumento en zona desfavorable, que pasó del 15 al 20% (esta zona cubre, fundamentalmente, la región patagónica). En concreto el aumento salarial significa un incremento del 24% en dos tramos del 12% (no acumulativos) aplicables a partir del 1 de junio y del 1 de diciembre. Se trata de un aumento retroactivo que también impactará sobre al aguinaldo que correspondía abonar por el primer semestre de este año.
Una situación que sigue sin resolverse es la inexplicada variación que tuvieron las publicaciones de las escalas salariales desde el año 2014. Históricamente (desde hace dos décadas) los salarios publicados incluían el dato de la remuneración correspondiente a “Una labor máxima de cuatro horas de trabajo diarias”, al mes, cifra que era exactamente el 50% de la correspondiente a jornada completa (actualmente sería $7982 dividido dos, igual a $3991). La supresión, en las últimas escalas, de ese dato ha llevado a suponer que el salario por cuatro horas surge de multiplicar el valor hora por cuatro. Es decir: 4 x $64,50 = $258; que en un mes de 24 días daría $6192, mensuales. Nada autoriza a realizar este último cálculo y el valor hora solo debe tenerse en cuenta para los jornalizados (los que cobran diariamente) y trabajan menos de cuatros horas diarias. Debe recordarse, sin embargo, que al igual que el resto de los trabajadores, cuando se exceden las 2/3 partes de la jornada se presenta la figura de “contrato de tiempo parcial” que implica que se pagará la remuneración completa tanto al que trabaje 48 horas semanales, como al que lo haga durante 32 horas a la semana.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...