Denuncian un negocio inmobiliario con una  casa en Pereyra Rozas

Ayer, a las 3 de la tarde, vecinos del barrio Pereyra Rozas lanzaron una campaña en Twitter para denunciar un supuesto negocio inmobiliario en el loteo. Con el hashtag #PereyraRozas, los usuarios arrobaron a distintos funcionarios nacionales y provinciales acusando que la Remax vendía una casa que se había construido con un crédito social para una vivienda familiar.

El Tribuno dialogó con vecinos, quienes aclararon que cuando se firmó el boleto de compra venta por los terrenos del loteo, una de las cláusulas expresaba que no se podía vender el terreno -y por ende la vivienda- en los próximos cincos años. Los lotes se entregaron en 2016.

El punto 9 de inciso D dice que la totalidad de los lotes serán exclusivamente destinados a la construcción de viviendas unifamiliares y para la ocupación permanente del titular o suplente. Además, el inciso G también hace referencia a ese tema. "A los fines de evitar cualquier tipo de especulación comercial, el lote adquirido de conformidad a las presentes bases y condiciones deberá quedar en poder exclusivo del titular o suplente, en su caso, y no podrá ser transferido a terceros por el termino de 5 años, plazo que empezara a contar a partir de la entrada en posesión del mismo".

No se puede vender

"Cuando firmamos con la Provincia para la entrega del terreno, se lo hizo con esa cláusula para evitar que sea un negocio inmobiliario, en donde se nos prohibía la venta a los propietarios en un lapso de cinco años. Es por eso que nosotros estamos sospechando que si no firmó ese documento con la Provincia se haya hecho con alguna "tranfugueada' ", expresaron los vecinos.

En una reunión que tuvieron con el extitular del área provincial de Procrear, Rubén Fortuny, el funcionario aclaró que ese terreno tenía esa cláusula para evitar negocios inmobiliarios. "Eso era para evitar que el que accedía a un terreno pueda venderlo, ya que salía tres o cuatro veces más caro de lo que nosotros lo pagamos. En ese entonces el lote costó $125 mil y la Provincia nos decía que valía como mínimo $500 mil", remarcaron los vecinos.

Los propietarios de Pereyra Rozas comentaron que hablaron con el secretario de Tierra y Bienes, Fernando Martinis, quien se comprometió a investigar el tema. "Nosotros decidimos largar la campaña en las redes sociales y los medios para alertar lo que está pasando; además, así el tema se mueve de otra manera", remarcaron.

Cómo se enteraron

Los vecinos consultados expresaron que un día un residente cercano a la vivienda en cuestión advirtió que todos los días venían personas ajenas al barrio. Entonces decidió acercarse y preguntar qué era lo que pasaba. Como respuesta, los corredores inmobiliarios le ofrecieron conocer la vivienda.

Después de eso, y para corroborar esa información, ingresó a la página web de la inmobiliaria y pudo constatar que la casa estaba publicada. Es así, que la vecina realizó una captura de pantalla del ofrecimiento y subió la información a un grupo de whatsapp que tienen en común todos los integrantes de Pereyra Rozas.

El Tribuno llamó a la inmobiliaria Remax para pedir información sobre la casa de la polémica y comentaron que la misma estaba reservada, aunque no brindaron mayor información. Los vecinos corroboraron que esa casa nunca se habitó y apenas se terminó de construir se puso a la venta.

"El propietario hizo una casa con un crédito social con el ánimo de venderla. ¿Como pueden sacar un aviso e invitar a todos los que pasaban a conocer la casa? Es una locura", finalizaron.

Comunicado de los vecinos

El comunicado enviado a los medios por los vecinos del loteo denuncia esta situación y aclara que los terrenos fueron vendidos a los adjudicatarios de créditos Procrear para construir viviendas únicas y de uso familiar. “Esta propiedad, ubicada en la Manzana 603 B Lote 8, la cual llama la atención por el lujo y el nivel de terminaciones, pertenece a Pablo Castañeda y María Constanza Cornejo Llorca. El señor Castañeda es el corredor responsable de la empresa inmobiliaria Remax, quien tiene a la venta la propiedad. Esto parece, al menos, sospechoso. Es sabido que las viviendas construidas con créditos Procrear solo pueden ser vendidas luego de cancelar la hipoteca y pasados los 5 años a contar desde la fecha de posesión, que aún no pasaron”, remarca el documento enviado.
 
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...