Empresas de turismo, software y agrícolas los beneficiados de la devaluación

Las idas y vueltas de las variables económicas deja en el camino beneficiados y perjudicados. Si bien la devaluación de 2018, que acumula un 100% desde enero, impacta fuerte en el bolsillo de los trabajadores hay un buen número de empresas que ya levantan sus copas para brindar por el nuevo escenario que se viene.
Las compañías relacionadas al turismo receptivo, como las de transporte, hoteles o excursiones; y aquellas que exportan productos y servicios son las primeras sacarán réditos del aumento de la competitividad. La fórmula es muy atractiva: costos en pesos e ingresos dolarizados.
"El turismo tiene la gran ventaja de que no está alcanzado por impuestos extraordinarios como sí ocurre con las retenciones al sector agrícola, que también es otro rubro que se beneficia con la devaluación y más teniendo en cuenta la excelente cosecha que se viene", analiza el economista José María Segura, socio de la consultora PwC.

Tecnología

Las empresas tecnológicas también avizoran un panorama alentador. "En cuanto a los servicios profesionales con mayor grado de valor agregado, como la producción de software, no sólo se vuelven más competitivos por los excelentes profesionales que hay en el país sino también por la baja de los costos. Por su parte, los servicios de atención al cliente son más flexibles ya que, si bien es cierto que ahora las empresas de afuera pueden querer instalarse en Argentina, cuando el tipo de cambio ya no les convenga, van a levantar y se van a ir rápidamente a otro país", agrega Segura.
"En el corto plazo, el shock competitivo es importante para equilibrar años pasados donde la presión de costos afectó significativamente la rentabilidad de la industria", reconoce Diego Santillán | Managing director de GlobalLogic para Latinoamérica.
La ventaja cambiaria -señala- los posiciona favorablemente para crecer en mercados donde ya tienen presencia, como Chile, Colombia y Perú, "y nos abre una ventana de oportunidad concreta en Europa (principalmente en España, Portugal e Italia), Centroamérica (México) y alguna posibilidad en algunos mercados más remotos como Oceanía y Medio Oriente".
No obstante, en el sector del software aseguran que la devaluación en sí misma tiene efectos generalmente temporales y debiera ir acompañada de otras medidas y reformas de más largo plazo que les permita a las empresas competir de forma más sustentable. 

Fuente: BAE Negocios

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Economía

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...