El juez que envió a la cárcel a Lula da Silva aceptó ser el ministro de Justicia de Bolsonaro

El juez Sergio Moro aceptó el jueves la invitación del presidente electo Jair Bolsonaro para encabezar un superministerio de Justicia y Seguridad Pública, informó en un comunicado el magistrado, símbolo de la lucha contra la corrupción en Brasil.
"Después de una reunión personal en la cual se discutieron políticas para esa cartera, he aceptado la honrosa invitación", indicó Moro, tras reunirse durante casi dos horas con el ultraderechista Bolsonaro en la residencia del presidente electo en Barra de Tijuca (zona oeste de Rio de Janeiro).
"La perspectiva de implementar una fuerte agenda contra la corrupción y contra el crimen organizado, respetando la Constitución, la ley y los derechos, me han llevado a tomar esta decisión", agregó.
La cartera de Justicia absorberá la de Seguridad Pública, recientemente creada, y según la prensa, los organismos de lucha contra la corrupción y el lavado de dinero.
La actuación de Moro está identificada con el avance de la Operación Lava Jato, que desde 2014 puso al descubierto una vasta trama de sobornos en la estatal Petrobras que involucró a empresarios de primer plano y a dirigentes de casi todos los partidos políticos.
 Sus sentencias llevaron a la cárcel a figuras como el ejecutivo Marcelo Odebrecht y el expresidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva, que desde abril cumple una pena de 12 años y un mes de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero. La defensa de Lula pidió el miércoles la absolución del líder de izquierda en otro caso (relacionado con la compra de un terreno por Odebrecht para construir el Instituto Lula en Sao Paulo), alegando que la integración de Moro al gobierno de Bolsonaro demostraría que su cliente es víctima de "lawfare" (uso de las leyes con fines de persecución política).
 Moro es el quinto ministro designado del futuro gabinete de Bolsonaro, electo el domingo con 55% de los votos y que asumirá el mandato el 1° de enero de 2019.

 

Críticas

Críticas Desde que Bolsonaro indicó que le gustaría contar con la presencia de Moro en su gabinete o proponerlo para una eventual vacante en la Corte Suprema, el juez fue blanco de duras críticas de gran parte de la clase política y en especial de las fuerzas de izquierda como el Partido de los Trabajadores (PT), que siempre han acusado al magistrado de ser parcial y partidario. Moro fue responsable por haber condenado en primera instancia al popular expresidente petista Luiz Inacio Lula da Silva a prisión, en una causa vinculada a la Lava Jato, por haber recibido de la constructora OAS un departamento tríplex en el balneario de Guarujá a cambio de garantizar a la empresa jugosos contratos con Petrobras. Con la aceptación de Moro ya son cinco los nombres confirmados de los ministros de Bolsonaro, quien busca montar un gabinete técnico, de especialistas en cada área, además de reducir el actual número de 29 carteras a 15. Además de Moro, bajo cuya figura el ministerio de Justicia adquirirá también la cartera de Seguridad Pública, el diputado Onyx Lorenzoni será el jefe de Gabinete; el neoliberal Paulo Guedes tendrá a su cargo el "superministerio" fusionado de Economía, Planificación, Industria y Comercio Exterior; el general de reserva Augusto Heleno se desempeñará como ministro de Defensa; y el astronauta Marcos Pontes ocupará el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...