Con ayuda siguen sus vidas, pero la experiencia no se borra

Por Fernando Urbano, psicólogo del deporte

Lo que le ocurrió a Independiente excede el ámbito del deporte. El problema es que se está aprovechando es la inocencia y la necesidad económica de esos chicos. Por querer llegar a algo y las promesas en chicos de edades más vulnerables, que creen más en los adultos, terminan accediendo a determinadas cuestiones. Ahora le paso a Independiente, lo que no quiere decir que ocurra en otros lados. Lamentablemente esos chicos quedan marcados para toda la vida. Con la ayuda de un profesional esos chicos van a poder continuar con sus vidas, pero obviamente la experiencia no se borra. 
El psicólogo del deporte puede detectar ciertas cuestiones que pueden estar pasando. Por ejemplo, cuando un adolescente no solo va a tener problemas deportivos, sino que además va a tener problemas familiares o de pareja. 
Es muy necesario que los clubes tengan psicólogos, pero los clubes no siempre están conformes con tener un equipo de profesionales. Y habló del psicólogo como hablar de nutricionistas, de fisioterapeutas propios. Muchas veces son los entrenadores los que hacen de psicólogos, nutricionistas o médicos. 
Los equipos de fútbol nos contratan por un determinado objetivo, que cuando se cumple, no se sigue profundizando.
Hay que aclarar que hay dos especialidades distintas, la psicología clínica, que atiende los problemas de los chicos, y otra cosa más especifica es la psicología del deporte, que tiene que ver con el desempeño de los chicos en lo deportivo. 
En Salta, por lo general, a los psicólogos clínicos nos llaman cuando las papas queman con los adultos. Por otra parte yo trabaje con dos equipos de Salta que jugaban en el Nacional B y estaban por perder la categoría. Pero lo importante es empezar mucho antes, empezar con los jóvenes.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...