Dólar imparable: se disparó un 6,4% y cerró a $ 28,44

El dólar se disparó un 6,4% ($1,7) ayer y llegó al récord histórico de $28,44 en agencias y bancos de la city porteña. Las pantallas con la nueva cotización sumaron incertidumbre en una jornada complicada.
La minicorrida sacudió aún más el mercado y en solo dos horas, tras el cierre de las operaciones, el Gobierno decidió el recambio del, para entonces, desempoderado presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger.
Con la suba registrada ayer, el billete estadounidense acumuló un avance de 7,8% en las dos últimas ruedas y en lo que va del año registra un alza del 50%. La última disparada fuerte había sido el 14 de mayo, cuando en la previa del megavencimiento de Lebac la divisa trepó un 7,3%. 
El recorrido del minorista se produjo en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa trepó $ 1,69 (6,5%) a $ 27,70, en una rueda donde el volumen negociado cayó un 26% a 366 millones de dólares. 

Factores 

La disparada del dólar respondió a diversos factores, según el análisis de varios economistas.
Por un lado se produjo debido al incierto contexto generado tras el reciente acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por el crédito stand by (ayer se conoció la letra chica del préstamo). 
 “El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) si bien permite flotación administrada del tipo de cambio, difícilmente el organismo acepte utilizar reservas ante eventuales corridas. El dólar deberá flotar en contextos de turbulencias para asegurar el repago de la deuda, incluso en los peores momentos”, estimó la consultora Econométrica.
El economista Gustavo Ber indicó que la suba se produjo debido a “una demanda acelerada que no encuentra oferta privada”.
No obstante, consideró que, además de la confusión que genera el accionar de la autoridad monetaria, no debería descartarse que un tipo de cambio más alto sea también “una decisión posacuerdo con el FMI”.
En ese contexto, agregó que no habría que descartar un proceso de “overshooting” (implica que la divisa suba más de lo necesario para bajar posteriormente a un nuevo equilibrio) logrando que la demanda se frene sola.
El índice dólar contra otras monedas extranjeras, en este sentido, llegó a 94,7%, influido por la suba de las tasas de interés de la FED de 0,25%. 
La suba se produjo como antesala de la abultada licitación de Lebac del próximo martes y a la espera de la decisión que tomará el gestor de índices MSCI de incorporar al país a su referente de mercados emergentes, el 20.
Por último, las reservas del Banco Central aumentaron ayer 97 millones de dólares hasta los US$ 49.070 millones.

Se hundieron acciones

En medio de la fuerte devaluación del peso frente al dólar, las acciones argentinas que operan en Wall Street se hundieron ayer hasta un 14,5%, mientras que el riesgo país trepaba 6,7% ante el malhumor de los inversores extranjeros respecto a los activos domésticos.
El peso se depreció más de 6% en una plaza que no contó con regulación de la banca oficial, más allá de que la suba del dólar afectó a todas las monedas de la región. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Pensás que el Gobierno de Macri podrá cumplir las metas pautadas con el FMI?

Importante ahora

cargando...