Para los argentinos, Chile ya no es lo que era antes. Los años de turismo para visitar los shopping, Zofri, y grandes tiendas de ese país terminaron. La devaluación de los últimos meses puso fin al tour de miles de personas que cruzaban la frontera para traer valijas de ropa, teléfonos celulares y electrodomésticos.

Santiago de Chile e Iquique eran los destinos más elegidos por quienes buscaban vuelos baratos hace un año. La capital chilena superaba a Buenos Aires, Río de Janeiro, Iguazú, Bariloche y Barcelona, entre otros. Estas vacaciones de invierno, sin embargo, Santiago cayó al séptimo puesto e Iguazú se transformó en el lugar más demandado.

Entre enero y mayo de este año, 1,5 millón de argentinos cruzaron la frontera a Chile por tierra o por aire, según datos oficiales del país trasandino. La cantidad de viajeros es 19,2% inferior a la que se había registrado en los primeros cinco meses de 2017. Es el primer descenso interanual desde 2013.

La Subsecretaría de Turismo de Chile mide cada mes el gasto con tarjetas de crédito extranjeras en ese país. Es un buen indicador para saber cuánto gastan los argentinos allí. Los números son contundentes. Entre enero y mayo, el gasto con tarjetas de crédito argentinas en Chile totalizó el equivalente a 441,5 millones de dólares. Cayó 35,8 por ciento desde los u$s688,6 millones de los primeros cinco meses de 2017.

Solo en mayo, cuando el dólar pasó de los $21,50 a los $25 de este lado de la frontera, el gasto de los argentinos en Chile cayó 56 por ciento interanual. Todavía no existen datos oficiales de junio, mes en el que la divisa llegó a pasar los 28 pesos.

Las caídas de esos consumos se dieron, sobre todo, en los bienes más demandados por los argentinos hasta hace poco: indumentaria, calzado y tecnología.

El rubro “Vestuario y calzados” disminuyó 48,5% anual en mayo; el rubro “Regalos y artículos para el hogar” registró una baja del 50,7 por ciento; y el rubro “Grandes tiendas” tuvo 57,9 por ciento menos de operaciones con tarjetas extranjeras.

¿Qué tan conveniente es ir a Chile de compras luego de la suba del dólar de casi 50 por ciento desde comienzos de año? Una rápida comparación de precios da respuesta.

El sitio Preciosmundi.com es una referencia para comparar valores de distintos productos. Según esos datos, un par de zapatos de primera marca que en la Argentina costaba casi $2500 pesos se conseguía en Chile al equivalente a $1861 en abril, con el dólar por debajo de los 21 pesos. Ahora, ese mismo par de zapatos cuesta casi 2600 pesos al otro lado de la frontera. Un jean de unos $1700 valía en Chile el equivalente a $1118 con el dólar a $20,50. Ahora cuesta $1563.

Con la tecnología pasa algo similar. Una computadora de última generación que en negocios argentinos se consigue a $34.000 cuesta en Chile el equivalente a 39.000 pesos argentinos.

Los televisores siguen siendo más baratos en el país vecino. Una TV de 55 pulgadas curva que cuesta en nuestro país $47.500 se consigue en Chile a $30.400. Esto sin contar el impuesto del 50 por ciento sobre el excedente de la franquicia que cobra la Aduana al ingresar productos desde el exterior y que, en el caso del transporte aéreo, es de u$s300 por adulto y de u$s150 por menor de 16 años.

A eso hay que sumar la estadía y el costo del viaje. Un ticket de avión a Chile, ida y vuelta, tiene un precio base de 5500 pesos por persona.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...