Ulloa se manifestó a favor de "las dos vidas" y los organismos de DDHH le salieron al cruce

El exgobernador de facto, Roberto Augusto Ulloa, posó junto a la senadora Cristina Fiore con el pañuelo celeste, manifestando de esta forma su oposición al proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que actualmente se debate en el Senado. La situación no pasó desapercibida por los organismos de DDHH existentes en la Provincia, que inmediatamente marcaron las contradicciones 

La imagen fue publicada ayer en el Facebook de Susana Pontussi, dirigente de PARES (Partido Renovador), agrupamiento fundado por Ulloa.

“Gracias Capitán Ulloa por acompañarnos en la defensa de las dos vidas!Habiendo ocupado cargos de alto rango, habiendo sido fundador de nuestro Partido Renovador, y hoy teniendo 94 años, aún sigue manifestando y defendiendo nuestra postura. PARES a favor de las dos vidas”

Inmediatamente los organismos de Derechos Humanos e HIJOS Salta cuestionaron al político de 94 años que se manifestó "a favor de las dos vidas" olvidando que fue gobernador de facto durante la última dictadura militar y que durante su gobernación hubo cinco desaparecidos.  

Desde la agrupación La Ola Salta, que impulsa la legalización del aborto, también repudiaron al exmilitar, y dirigieron un mensaje en Facebook a Susana Pontussi y Cristina Fiore Viñuales, El texto dice: "Lamentamos contarles que están equivocadas. Ulloa no está a favor de las dos vidas, Ulloa es la muerte y ustedes lo están pasando por alto".

Agregan que "Ulloa fue nombrado gobernador de facto por el dictador Jorge Rafael Videla.  Les pedimos que, como mujeres de la política sean memoriosas porque este hombre a quién ustedes llaman con orgullo “Capitán” es responsable de todas las violaciones a los derechos humanos cometidas en Salta durante la dictadura militar y formó parte de un proceso que fue especialmente violento con las mujeres, gestantes o no, y hubo cientos de bebés apropiados que aún seguimos buscando". 

Ulloa junto a Jorge Rafael Videla

Explicaron que "como militantes de la ampliación de derechos y en espera de que salga sin modificaciones la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo el próximo 8 de agosto, vemos como un retroceso su discurso antiderechos junto a Ulloa, que es el mismo discurso que ahora ustedes a su lado utilizan para negar a las compañeras muertas en abortos clandestinos".

Finalizan pidiendo que "reflexionen, Ulloa no está a favor de la vida, de ninguna vida, está a favor del negacionismo, de la tortura, de la persecución y muerte de mujeres, hombres y cuerpos gestantes en nuestra provincia".

Los desaparecidos 

Nacido en Pigüé, provincia de Buenos Aires, el capitán de navío Roberto Augusto Ulloa llegó a Salta en abril de 1977, nombrado gobernador de facto por el dictador Jorge Rafael Videla. Cumplió esas funciones hasta febrero de 1983. Antes de dejar el poder obtenido ilegalmente, en octubre de 1982, fundó el Partido Renovador de Salta, con el que ganó las elecciones en 1991 y fue gobernador constitucional hasta 1995.

Durante su gobernación de facto hubo cinco desapariciones en la provincia, Ulloa insiste en que aquí no hubo represión. “Afortunadamente en Salta no hubo episodios de lucha contra la subversión, tal es así que yo nunca tuve custodia”, aseguró el 28 de agosto de 2012 al declarar ante el Tribunal Oral en lo Federal Criminal sobre el secuestro y desaparición del arquitecto Ramón Gerardo “Chicho” Gallardo, cometido el 5 de agosto de 1976, en el barrio Tres Cerritos de Salta Capital.

El marino no recordó a Gallardo, ni a su mujer, la reconocida militante de derechos humanos Doly Mabel Perini, “Coca” Gallardo, quien seguía buscando a su marido cuando Ulloa llegó al gobierno. “El problema de los desaparecidos apareció públicamente después de terminado el gobierno militar”, dijo.

Esa fue la segunda oportunidad en que fue citado como testigo. El 14 de diciembre de 2009 declaró en el primer juicio oral realizado en Salta por delitos de lesa humanidad, por el secuestro y desaparición del escribano Aldo Melitón Bustos, cometido el 2 de febrero de 1978, en Tartagal.

El 14 de diciembre de 2009 declaró en el primer juicio oral realizado en Salta por delitos de lesa humanidad, por el secuestro y desaparición del escribano Aldo Melitón Bustos, cometido el 2 de febrero de 1978, en Tartagal.

Ulloa dijo que no conoció al escribano y que no recordaba que su gobierno lo hubiera cesanteado de su cargo de profesor de Historia de la Escuela de Comercio Alejandro Aguado, de Tartagal, una decisión que se tomó mediante el decreto provincial 2904, del 24 de agosto de 1977.

Además de Bustos, durante la gestión de Ulloa fueron secuestrados y desaparecidos el ex policía Pedro Bonifacio Vélez (27/05/1977, en Salta Capital), Juan José Elías Figueroa (21/10/1977, en Capital), Orlando Ronald Molina (10/02/1978, en Rosario de la Frontera) y Juan Carlos Parada (17/03/1978, en Salta Capital). En 2012, cuando fue interrogado por la evidente contradicción entre su afirmación sobre que no hubo represión y las cinco desapariciones, el militar eligió no responder.

La Fiscalía Federal lo acusó por falso testimonio, por su desmemoria selectiva y por las contradicciones en las que incurrió. En primera instancia el juez federal Miguel Medina lo procesó, pero la Cámara Federal de Apelaciones de Salta lo sobreseyó, argumentando que, si bien pudo haber mentido, sus dichos no tuvieron entidad para torcer el rumbo de los procesos judiciales. El fiscal federal Gerardo Villalba recurrió a la Cámara Nacional de Casación Penal, cuya Sala III confirmó el sobreseimiento. Ulloa nunca fue investigado por los crímenes de lesa humanidad cometidos durante su gestión en Salta y esta causa colateral era la única que le pedía una mínima rendición de cuentas por su participación en un golpe de Estado.

Fuente: Archivo El Tribuno, sitio VoVe.

 

 

 

 

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...