Apple presentó tres nuevos iPhone y un reloj que vigila la salud: sus características

Apple presentó este miércoles nuevas versiones del iPhone, los de gama muy alta iPhone Xs y Xs Max, pero también una versión más accesible, el iPhone Xr, durante su gran evento anual dedicado a las novedades.

Los iPhone develados en su sede de Cupertino son las versiones más sofisticadas y rápidas del iPhone X, lanzado el año pasado para conmemorar los diez años del producto bandera de Apple, del que es financieramente muy dependiente.

La marca presentó el modelo en dos tamaños: 5,8 pulgadas (14,7 cm) y un modelo "Max", con una gran pantalla de 6,5 pulgadas (16,5 cm). El precio de venta del Xs es el mismo que el que tuvo a la salida el iPhone X en 2017, 999 dólares en Estados Unidos para la versión básica. El Xs Max se venderá a partir de 1.099 dólares.

"Este es el iPhone más avanzado que hemos creado", afirmó a propósito del iPhone Xs el presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, ataviado con camisa azul y zapatillas deportivas blancas, en el escenario del Teatro Steve Jobs, en su futurista sede.

El grupo hizo énfasis en la calidad de la pantalla OLED y de la cámara fotográfica, que permiten aprovechar mejor el video y las aplicaciones de realidad aumentada, dos áreas en las que Apple trabaja buscando diversificar sus actividades comerciales ante un mercado mundial de teléfonos inteligentes saturado.

El Xs y el Xs Max estarán disponibles para encargos anticipados a partir del viernes con entrega a partir del 21 de septiembre.

Como se esperaba, Apple también lanzó una versión más económica, el iPhone Xr, a partir de 749 dólares y disponible en octubre. Este cuenta con la mayoría de prestaciones que el Xs pero con una pantalla LCD en lugar de una OLED y una carcasa de aluminio en lugar de acero.

Cook también anunció que ya ha vendido 2.000 millones de dispositivos móviles. "Estamos a punto de alcanzar un hito importante, estamos a punto de entregar nuestro dispositivo (número) 2.000 millones que funciona con iOS", dijo, en referencia al sistema operativo de Apple.

Apple presentó este miércoles por la tarde tres nuevos smartphones: el iPhone Xs y iPhone Xs Max, que tienen un diseño muy similar al de su antecesor —el iPhone X—, y el iPhone Xr. El primero tiene una pantalla de 5,8 pulgadas, el segundo, de 6,5, y el tercero, de 6,1. La compañía también ha presentado el Apple Watch Series 4, un reloj que vigila la salud con el que busca conquistar el mercado de los más mayores. 

Entre las novedades del nuevo teléfono también se encuentran mejoras en la reproducción de imágenes mediante las tecnologías Dolby Vision y HDR10, altavoces con mayor amplitud de sonido estéreo y un incremento de la velocidad del sistema de reconocimiento facial introducido el año pasado.

La protección ante el agua se ha mejorado de manera que los teléfonos no se estropeen incluso "si caen a la piscina" y se han hecho pruebas con todo tipo de líquidos, "incluso cerveza", apuntó el vicepresidente de Marketing de la compañía, Philip Schiller. El dispositivo alcanzó un elevado puntaje en la categoría de resistencia de IP68, lo cual significa que puede sumergirse dos metros por debajo de cualquier líquido sin sufrir daños irreparables durante treinta minutos.

Tanto el iPhone Xs como el iPhone Xs Max vienen en tres configuraciones: 64 GB, 256 GB y 512 GB. El iPhone Xs comienza en USD 999, mientras que el iPhone Xs Max costará USD 1099. Podrán encargarse los teléfonos por adelantado a partir del viernes y los productos estarán a la venta el 21 de septiembre.

Precios de toda la gama iPhone en dólares americanos:

iPhone 7: desde $449

iPhone Xr: desde $749

iPhone Xs: desde $999

iPhone Xs Max: desde $1099

Reloj que vigila la salud

 

El grupo presentó también su cuarta versión del reloj conectado AppleWatch, con una pantalla bastante más grande y más prestaciones relacionadas con la salud, como un detector de caída y la posibilidad de realizar un electrocardiograma.

Una forma de dirigirse a una audiencia de gente adulta mayor pero conectada, así como a una población joven que vive a un ritmo desenfrenado.  La presentación comenzó como de costumbre con una película promocional, una parodia de la serie y las películas "Misión Imposible", protagonizada por un empleado de Apple corriendo en el campus de la empresa.

Temprano en la mañana, cientos de invitados se amontonaban expectantes bajo el sol californiano para entrar a la sala del teatro. 

La estrategia de la gama alta le ha permitido a Apple mantener hasta el momento su cuota de mercado mientras continúa aumentando su facturación gracias a sus teléfonos inteligentes, una buena forma de compensar el ralentizamiento del mercado global, completamente saturado y marcado por la creciente competencia de los grupos chinos.

"El iPhone X es uno de los factores que ayudó a Apple a convertirse en la primera compañía (privada) en romper la barrera del billón de dólares" de capitalización bursátil a principios de agosto, sostiene Counterpoint Research.

 Apple cuenta, además, con una base de usuarios indefectibles, siempre dispuestos a romper su alcancía para poder pagar por los lanzamientos. 

Esto lleva a algunos analistas a decir que Apple puede fácilmente conformarse, en el plano financiero, con una participación de mercado relativamente pequeña, siempre que se mantenga estable.

Con alrededor del 12% del mercado global, la compañía perdió su segundo lugar en el segundo trimestre, destronada por el chino Huawei, que está experimentando un rápido crecimiento, según las firmas Gartner e IDC.   IDC prevé una pequeña disminución en las ventas de teléfonos inteligentes en 2018, a 1.460 millones de unidades, con una recuperación moderada a partir de 2019, gracias al mercado indio, la recuperación del mercado chino y la llegada del internet móvil ultrarrápido 5G.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...