“La experiencia de unidad nos la dan los queridos peregrinos”

Las escalinatas de la Catedral Basílica fueron el escenario elegido para llevar adelante la última jornada del Triduo del Milagro con la misa estacional en honor al Señor del Milagro. En la explanada de la iglesia el arzobispo de Salta, monseñor Mario Cargnello, ofició por la mañana el último día del Triduo de Pontificales ante la presencia de miles de fieles que se congregaron alrededor del templo cristiano.
Con una plaza colmada de seguidores, y ante la mirada atenta del gobernador Juan Manuel Urtubey y el intendente Gustavo Sáenz, la máxima autoridad eclesiástica destacó el acompañamiento de los peregrinos que, según datos oficiales, fueron 80 mil personas que llegaron desde distintos rincones de la provincia para renovar el pacto de fidelidad con sus santos patronos.

 


“Hoy, la experiencia de unidad nos la dan los queridos peregrinos. Yo quiero decirles gracias porque nos enriquecen con el testimonio de su fe. Lo vemos sobre todo en los peregrinos que vienen de zonas difíciles de la Puna. Desde que mi querido vicario general, monseñor Dante, empezó a acompañarlos esas peregrinaciones se han multiplicado. Lo que se recibe es impresionante”, expresó Cargnello.
El arzobispo de Salta también hizo su tradicional crítica hacia la clase política y afirmó que todavía hay un futuro posible en Argentina.  Cargnello expresó que la fiesta del Milagro es una invitación a “apostar de nuevo a la locura de la cruz”, en donde podemos encontrar mucha gente generosa, que tienen “pequeños o grandes gestos, que nos desconciertan y nos dicen: ‘sí, hay un futuro posible en la Argentina’”. 


“Yo les pido de rodillas a los que manejan la plata de nuestro país que por Dios miren el rostro de la gente que sufre. No se puede timbear de esta manera a costa de una nación. No nos vengan a contar, si a esto lo sabemos los que somos viejos. Lo vivimos en el 2001, en el 89, el 75 y ahí se me acaba a mi el tiempo de conciencia. Apuesten por el amor a los demás, por el bien de la patria”, expresó el eclesiástico.
El arzobispo pidió a todas aquellas personas que están en una posición importante en la tomas de decisiones, se dediquen a hacer el bien. “Si tienen la oportunidad, porque Dios les ha dado más talento de estar en puestos de poder económico, religiosos o políticos, les pido que apuesten por el bien. Denle el corazón al Señor para que podamos ser sembradores de bien”, finalizó su discurso Cargnello ante la atenta mirada de funcionarios públicos. 

Mirá aquí el documental de El Tribuno que se centra en la movilización de los peregrinos del Milagro: 


 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...