Garrido deja Tránsito y pasa al directorio de Saeta

Hacía tiempo que Juan Carlos Garrido quería dar un paso al costado de la Subsecretaría de Tránsito. Más de dos años y medio al frente de una de las áreas más conflictivas y con mayores responsabilidades de la Municipalidad capitalina fueron "desgastantes", según reconoció el funcionario a El Tribuno.

El intendente Gustavo Sáenz entendió esa situación y la semana pasada le ofreció el traslado a la silla de la comuna en el directorio de Saeta. Garrido aceptó gustoso.

"Ni yo he presentado la renuncia ni el intendente me la ha pedido. Simplemente, él me hizo un ofrecimiento que me parece un halago", dijo el funcionario, quien mantendrá su puesto en Tránsito unos días más hasta que se resuelva el trámite burocrático de su traspaso.

Aún no se definió quién agarrará el mando en Santa Fe 545. Lo que sí trascendió es que no provendría de la línea del secretario de Gobierno, Ricardo Villada, claramente antagónica al sector del jefe de Gabinete, Luis García Salado. Entre ambas facciones suelen haber pequeñas rencillas, nada que se le escape a Sáenz. Aún así, quien se quede con el cargo vacante puede sumar una importante cuota de poder para alguno de los dos hombres con más peso detrás del jefe comunal.

Balance

Si bien manejó su gestión con perfil bajo, Garrido tomó decisiones fuertes en Tránsito, como poner a disposición a varios inspectores sospechados por coimas y otras irregularidades. Eso le valió varios momentos de tensión y enfrentamientos con dirigentes gremiales.

El último fue César Molina, titular de Ademus, quien llegó a pedir la renuncia del titular de Tránsito el mes pasado por sus declaraciones sobre supuestas maniobras que involucrarían a inspectores y administrativos en la venta de carnés de conducir.

La reformas que encara la Municipalidad en el centro de la ciudad comenzaron por una inquietud de Garrido por encontrar alguna solución al caos vehicular. Presentó un proyecto vial en ese sentido, que luego se perfeccionó junto al área de Obras Públicas.

"Logramos muchas cosas en Tránsito, no es bueno hablar de las gestiones pasadas, pero hay que refrescar que le faltaban muchísimas cosas al área. Hemos logrado uniformar a los empleados, esta gestión del intendente Sáenz es la que más móviles cero kilómetro ha entregado al personal. Recuperamos con inversión el sector de semaforización y señalización, donde se compró una máquina que costó 450 mil pesos para pintar las calles a gran velocidad", enumeró el futuro director de Saeta.

Destacó, además, que en dos años se redujo en un 20% la cantidad de víctimas fatales en siniestros viales dentro de la ciudad de Salta. "El primer año el número de víctimas bajó un 8,36% y en 2017 otro 12%", detalló.

En cuanto a las acciones pendientes, Garrido admitió que hay un gran déficit de recursos humanos.

"Tenemos una carencia importante de personal, porque hubo mucha gente que se jubiló y también hemos puesto a disposición a otros por diferentes motivos, pero siempre trabajamos en mejorar la calidad del servicio", sostuvo.

Sobre su próxima tarea, Garrido dijo que hará hincapié en la temática de seguridad vial en Saeta.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...