Vecinos realizaron una denuncia penal por el agua

Las autoridades de las comunidades Kolla y Atacama denunciaron penalmente a la empresa Aguas del Norte "por la comisión de delito contra la salud pública".

Las autoridades comunitarias informaron a los medios de comunicación que denunciaron al Gobierno provincial, y al ente que explota el servicio de agua potable por contaminar las aguas para consumo de la población, y ofrecieron testigos de los daños en la salud con sus respectivos certificados médicos.

La asamblea que se hizo el viernes pasado decidió marchar los 160 kilómetros hasta la ciudad de Salta el 18 de enero para ser visibilizados y reclamar al Gobierno provincial por este problema vital que atraviesan.

Los pobladores de San Antonio de los Cobres vienen reclamando desde noviembre del año pasado la falta de agua potable. Fue cuando denunciaron haber encontrado gusanos o larvas de tres a cinco milímetros de largo. Coincidentemente, numerosos vecinos estuvieron internados con diarreas, vómitos y deshidratación.

La respuesta de Aguas del Norte en aquel momento fue justificar la presencia de los gusanos asegurando que eran "comestibles", o que no perfujicaban la salud si se los bebía con el agua.

Hastiados de tanto esperar por respuestas que no llegan, de esperar obras que no se concretan, la semana pasada mientras realizaban un corte en la ruta 51 como medida de fuerza, 5 personas fueron detenidas por personal de la Brigada de Investigaciones, lo que enrareció aún más los ánimos en la Puna.

Reina Ferril, vecina de la localidad, cuestionó la falta de respuestas tanto del presidente de Aguas del Norte, Lucio Paz Posse, como del intendente de la localidad, Leopoldo Salva, sobre un tema tan sensible para toda la comunidad.

"Acá casi nadie puede comprar agua mineral, y el que puede lo hará unas dos o tres veces y después se vuelve un presupuesto enorme que no se puede afrontar", aseguró.

Sobre la represión en la manifestación, "A las 5.10 nos levantaron. A nosotras nos levantaron las femeninas, lo que no hicieron fue decirnos cuál era nuestro delito y cuáles eran nuestros derechos, y por qué nos estaban llevando de esa manera. Llegamos a la policía y nos trataron bien. En la comisaría nos atendieron bien, nos dieron el acta de identificación simple y después el señor comisario Ochoa nos llamó a su oficina y nos dijo que nos ha hecho "un favorcito', que ha esperado hasta las 5.10 de la mañana para ver que estábamos los 5 y nos levantó", relató la mujer sobre el triste episodio ocurrido la semana pasada en la ruta 51.

No es potable

"La lucha nuestra es por el tema del agua, hasta hoy seguimos tomando agua con gusanos", aseveró Ferril sobre el motivo por el que impulsaron la medida de fuerza. "Desde el 16 de noviembre, sobre la ruta nacional 51, se firmó un acta acuerdo con el señor Paz Posse, que le hicimos llegar también a la localidad y junto a él y todas las autoridades del pueblo, el intendente, el comisario, el comandante, y todo el pueblo que estaba firmamos un acuerdo de qué es lo que tenía que hacer Aguas del Norte hasta el día 4 de enero", señaló.

"Uno de los compromisos era limpiar la cisterna, porque está sucia y nos están dando agua del río", indicó la mujer y añadió: "El otro compromiso era que Paz Posse termine la obra del acueducto El Acay. Pero el acuerdo nunca se cumplió.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...