Inauguraron el archivo del Registro Civil en Campo Santo

La ciudad de Campo Santo cuenta desde la semana pasada con un nuevo archivo del Registro Civil.

La nueva dependencia del organismo fue inaugurada en la mañana del jueves por el vicegobernador de la Provincia, Miguel Isa, y el intendente de Campo Santo, Mario Cuenca.

Esta nueva sala, habilitada en el inmueble que ocupa sobre calle 9 de Julio esquina Julio Cornejo, albergará toda la documentación inherente a la población camposanteña desde el año 1980 hasta el presente, lo que facilitará el acceso de la población a documentos como partida de nacimiento o de matrimonio, sin tener que desplazarse hasta la ciudad de Salta, como venía ocurriendo hasta ahora.

"Estas son acciones que marcan el rumbo que encaró el gobernador Juan Manuel Urtubey desde el inicio de su gestión. La descentralización de algunas instituciones como, en este caso, el Registro Civil, forman parte de una serie de soluciones que estamos implementando porque sabemos el costo que representa viajar a Salta por un simple certificado, pero a partir de este día el trámite se hará en este lugar", manifestó Isa.

Si bien la documentación que estará a resguardo en el nuevo archivo será desde 1980, solicitar un certificado de años anteriores tampoco requerirá de un viaje a Salta, sino que se podrá gestionar en esta nueva oficina y la emisión se realizará vía internet. "Con el vicegobernador estuvimos recorriendo algunos lugares importantes de este pueblo, le mostramos los avances de las obras y también nuestras necesidades, una de las cuales está relacionada con la solicitud de certificados, es algo lógico que esa documentación permanezca en el lugar de origen del ciudadano, así lo han entendido y esta es una de las decisiones más importantes adoptadas por este Gobierno, ahora todo será mucho más fácil para la comunidad", expresó Cuenca.

Casona con historia

El inmueble que actualmente ocupa el Registro Civil es uno de los más antiguos de Campo Santo. Perteneció a la familia Jorge, compuesta por Moisés y su esposa Fudda, un matrimonio de inmigrantes sirios que no tuvo hijos.

Según recuerda el escritor y poeta Ricardo Nallar, "toda esta esquina era un gran negocio de ramos generales, yo era muy chico y recuerdo a doña Fudda como una persona sumamente bondadosa, era pura generosidad, ella cocinaba en forma excesiva porque compartía con los vecinos, había mucho movimiento todo el día, eran muy queridos en el pueblo".

"Lamentablemente doña Fudda fue brutalmente asesinada en este mismo lugar durante un robo. Los responsables fueron unos delincuentes paraguayos que no tuvieron piedad. Su esposo Moisés se salvó de milagro, creo que fue un muy triste final para una persona tan bella", recordó Nallar, quién se mostró muy complacido de ver la casona nuevamente llena de actividad, como en los primeros tiempos.

 

Temas

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...