La actividad industrial cayó 13,3% y la construcción 15,9%, según datos de noviembre del Indec

Por séptimo mes consecutivo, la actividad industrial mostró una caída respecto del año pasado. En noviembre de 2018, el sector registró un retroceso del 13,3%, de acuerdo con el Estimador Mensual de la Industria (EMI) más reciente del Indec.

La construcción, en tanto, descendió un 15,9%, la mayor caída en casi dos años. Incluso con eso, el acumulado anual para la serie original del Indicador sintético de la actividad de la construcción (ISAC) se mantiene en terreno positivo, por 2,7 por ciento.

Con esta cifra para la industria, el acumulado sectorial para los primeros 11 meses del año pasado registra una caída de 3,8% respecto a lo alcanzado por el índice durante el mismo período del 2017. El primer impacto negativo sobre el rubro se vio en mayo luego de la primera turbulencia cambiaria, y desde entonces el sector no mostró datos positivos. Se trata de la mayor caída desde enero de 2013.

Los sectores que encabezaron las bajas

En particular, los sectores de producción textil y de la industria metalmecánica encabezaron las bajas tanto por el estancamiento en el ciclo de consumo minorista que se vivía en el primer tramo del año, que luego evolucionó a una fuerte caída, como por el aumento de costos de insumos importados para la producción en el segmento industrial. En noviembre, la tendencia se agudizó y arrojó los siguientes guarismos:

  • La industria textil cayó un 32,2% respecto de noviembre pasado.
  • La industria metalmecánica (excluyendo el bloque de las automotrices) retrocedió un 26,2% interanualmente.
  • En el caso de la industria automotriz puntualmente, la caída durante noviembre fue de 14,8% respecto del año pasado.

El golpe de crisis cambiaria y ciclo recesivo en la industria es evidente cuando se observan los datos más recientes de agregados macroeconómicos del Indec, donde se mide el PBI.

Según el organismo estadístico, la industria manufacturera estuvo entre los dos sectores que más cayeron en los primeros tres trimestre del año pasado, con un recorte del 6,6% interanual. El otro fue el consumo minorista, que se desplomó un 8,9% respecto del mismo período del año pasado.

Para la construcción, el golpe fue aún mayor. La caída cercana al 16% fue la más alta desde octubre de 2016. El ajuste en materia de obra pública, combinado con una menor demanda de construcción privada por el crédito hipotecario (que a fines de 2017 vivía su mejor momento), se terminaron de evidenciar.

Fuente: Infobae

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...