La Virgen del Rosario sigue congregando multitudes

Una multitud de feligreses participaron de la procesión en honor a Nuestra Señora del Rosario, patrona de Rosario de la Frontera. Las actividades religiosas fueron encabezadas por el sacerdote Hugo “Cucharón” Díaz, acompañados por los sacerdotes de la Congregación Murialdina. También participó el párroco Víctor Yurquina, quien fue trasladado de Rosario pocos meses atrás. Fue una gran muestra de devoción y fe del pueblo rosarino, que una vez más rindió culto a su patrona, cuya imagen recorrió las calles de la Ciudad Termal.
Luego de los actos religiosos hubo un desfile cívico militar, con la participación de Los Infernales de Salta, excombatientes de Tucumán, instituciones escolares, cuerpo de bomberos, policía infantil, fortines y agrupaciones gauchas de la zona y lugares aledaños, acompañados por la Banda de Música.
Al finalizar los desfiles religiosos se realizó un festival folclórico, con la actuación de grupos locales, tales como el reconocido y consagrado Nico Cau y Piantao, aplaudidos por el público presente.

La parroquia del Rosario

Según el historiador Pedro Romano, “desde los orígenes de la creación de la parroquia de Nuestra Señora del Rosario existió una profunda devoción a la Santísima Virgen, honrada bajo la advocación de Nuestra Señora del Rosario, siendo ella la Primera Patrona del Curato. 
Entre 1726 y 1778 ocuparon la dirección de la diócesis cuatro obispos, ignorando si realizaron visitas pastorales por carecer de documentos probatorios. Los mismos fueron el doctor José A. Gutiérrez y Ceballos entre 1732-1740, luego el doctor Pedro Miguel de Argandeña en 1747-1761. En el 763-1770, el doctor Manuel Abad y Llana y el doctor Juan M. Moscoso y Peralta en 1772-1778. La más importante por sus consecuencias fue la realizada a la viceparroquia de Nuestra Señora del Rosario por el obispo fray José Antonio de San Alberto, quien ocupó tan alta dignidad entre 1780 y 1785.
El rey Carlos III lo designó obispo de Córdoba del Tucumán en 1778. Dos años después tomaba posesión del cargo y de inmediato inició la visita a la extensa diócesis advirtiendo la necesidad de crear una nueva parroquia.
La nueva parroquia la erigió en 1783 designando a su primer cura y vicario que fue el Dr. Estanislao de Torres”, recordó el historiador.
También dijo que “los límites asignados al curato corresponden a los que actualmente tiene nuestro departamento y el de Metán, que fue sufragáneo, hasta el 9 de noviembre de 1859 en que el gobernador Manuel Solá (1859-1860) aprueba la división del curato del Rosario y crea el de Metán y lo erige en departamento”, relató Romano.

La fundación

El historiador dijo que a la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario, se le ha asignado como fecha de su fundación el 6 de enero de 1784, la que merece nuestra objeción por las siguientes razones:
“El Dr. Estanislao de Torres en el primer asiento que estampó en uno de los libros parroquiales, dice: “En 16 días del mes de diciembre de 1783 años, yo el doctor Estanislao de Torres me recibí de Cura y Vicario de esta Parroquia del Rosario y no hallé partida alguna de entierro ni fábrica y hice esta que corre desde enero de 1784 y es la primera partida”, aseguró. El segundo asiento es del 6 de enero de 1784 y corresponde a una partida de bautismo que dice: “En esta Viceparroquia del Rosario de Quile, en 6 días del mes de enero de 1784 bauticé, exorcicé, puse óleo y crisma a Yone criatura de un mes, que nació el 2 de diciembre, hija de don Manuel Padilla, salteño y de doña María Antonia Figueroa de Tucumán.
“Concluimos diciendo que si la visita pastoral del obispo San Alberto se inició en 1780, la fundación de nuestra parroquia, forzosamente, es posterior a ese año y anterior a 1784. Lo que notamos es que las portadas de los libros parroquiales están realizadas con cuidada caligrafía”, destacó Romano. Recordó que el Padre don Estanislao de Torres estuvo al frente de la parroquia desde el 16 de diciembre de 1783 al 1º de febrero de 1794.

Una rica historia

El 7 de octubre se homenajea a la Virgen del Rosario, advocación que hace referencia al rezo del Santo Rosario que la propia Madre de Dios pidió que se difundiera para obtener abundantes gracias. La celebración de la festividad de la Virgen del Rosario el día 7 de octubre se remonta en la Iglesia Católica al año 1572. Fue establecida dentro de la liturgia por el papa dominico San Pío V. Su sucesor, Gregorio XIII, contribuyó a la difusión de la fiesta al instituirla en aquellas parroquias que poseían cofradía.
La tarea de la Iglesia fue múltiple e importante. Todavía hoy puede consultarse en el archivo del Arzobispado, los libros en los que se registraba la vida del pueblo. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...