Caso Gallardo: no  hubo careo por falta  de legajo

En la mañana de ayer los careos programados entre un testigo civil que aseguró haber estado en todo momento junto a los policías involucrados en la muerte de Cristian Gallardo y dos testigos presenciales de su detención y su introducción al furgón policial no se realizaron.

La razón de la suspensión de la medida de prueba solicitada por la querella fue que el legajo de investigación del Ministerio Público se encontraba en tratamiento en un Tribunal de impugnación, habida cuenta de una apelación de la misma querella por la prisión domiciliaria de la que gozan los imputados.

En ese sentido el querellante Rodrigo Escovar dijo que en la mañana de ayer se presentaron las dos mujeres que estuvieron durante la detención de Gallardo y un testigo presentado por la defensa de los imputados, quien sostuvo bajo juramento haber estado incluso en el interior del furgón donde murió o fue golpeado el malogrado joven. Escovar aseguró que las contradicciones del testigo y las omisiones del mismo se van a dilucidar cuando se realice finalmente la diligencia.

"Estamos satisfechos porque las evidencias que están surgiendo son lo bastante fuertes y claras como para sostener la acusación e incluso agravarla. Las pericias ya demostraron que la sangre y una pieza dentaria halladas en el interior del furgón pertenecen a la víctima y eso nos da razón para pedir la detención en un lugar vigilado de los imputados. Pero a la vez refuerza nuestras sospechas acerca de la mendacidad del relato del testigo, que ayer se presentó con su esposa y su pequeño hijo pero la diligencia no pudo hacerse", dijo Escovar.

Los imputados por la muerte de Ezequiel Gallardo son el oficial Ricardo José Antonio Llaves y los suboficiales Ricardo Ezequiel López, Lucas Maximiliano Ozuna y Jorge Antonio Olea, todos imputados por el delito de homicidio culposo y luego ampliado con otros cargos.

El caso

La muerte de Gallardo se produjo a fines de agosto y, según la policía, el joven de 22 años había sido detenido por robo cerca de Finca Independencia. La versión oficial asegura que cuando era trasladado "sufrió descompensaciones" que terminaron con su vida. En cambio, la versión de la familia es que el muchacho estaba tomando en la puerta de una vivienda donde Gallardo fue interceptado y conducido al interior de un furgón en el que los policías lo golpearon.

Esta hipótesis se reforzó a través de las redes sociales, las que difundieron un video donde se escucha lo que serían los gritos de dolor de Ezequiel Gallardo cuando se encontraba en el móvil policial, punto este que está siendo clarificado por la Justicia, destruyendo la versión oficial sostenida por un testimonio supuestamente falso e interesado por razones desconocidas.

.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...