Gendarmería secuestró  manteles blancos de cocaína

El ingenio del narcotráfico no cesa. 

En las últimas horas trascendió que con orden judicial personal de Gendarmería Nacional procedió a la apertura de una encomienda que resultó sospechosa cuando un can de la fuerza sugirió con su comportamiento que podía transportar cocaína.

Con la orden judicial y tras verificar con un escáner que en el interior no se hallaban los conocidos ladrillos de cocaína, los efectivos hallaron en el interior de la encomienda una serie de manteles blancos, de hilo fino, muy bien terminados con diseños de flores y otros motivos.

Los manteles blancos estaban algo duros, como almidonados y con un peso excesivo.

Una muestra del tejido puso al descubierto cuál era el excedente. Se trataba de un 1,418 kilogramos de cocaína adheridos a dos manteles, los cuales iban en el interior de una encomienda.

El procedimiento lo realizó la Sección Vial Caraparí, dependiente del Escuadrón 61 Salvador Mazza. Por disposición del Juzgado Federal de Tartagal, realizaron la apertura de una encomienda que fue secuestrada la semana pasada.

En el interior de las cajas, los uniformados observaron una funda de plástico que contenía dos manteles de hilo con distintos estampados bordados. Los gendarmes efectuaron cortes en la tela, en donde hallaron una sustancia pulverulenta. Al llevar adelante la prueba de campo narcotest, la misma arrojó resultado positivo para cocaína con un peso total de 1,418 kilogramos.

Se investiga al posible destinatario de los valiosos manteles.

Más encomiendas

Tras ese hallazgo se produjo otro más, esta vez el procedimiento estuvo a cargo de la Policía Federal Argentina, que secuestró desde la bodega de un colectivo de larga distancia cuatro encomiendas que los canes antidrogas señalaron como posibles transportes de estupefacientes.

Luego de tomar los datos del destinatario para una posterior investigación los policías federales con presencia de testigos hábiles realizaron la apertura de los envíos de correspondencia hallando en el interior de las cajas un total de 2,08 kilogramos de cocaína.

El test dio positivo y en un grado de alta pureza. La droga secuestrada fue remitida al juzgado federal que prosigue las investigaciones fuera de la provincia.

La metodología de ingresar cocaína en cientos de encomiendas se afianza como un método más del narcotráfico.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...