A una semana de las elecciones se  realiza en la UBA el segundo debate

Los seis candidatos presidenciales participarán hoy del segundo y último debate de la campaña, a una semana de las elecciones y con todas las luces apuntando al presidente Mauricio Macri y al postulante del Frente de Todos, Alberto Fernández.

La cita será a las 21 en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA): Macri se ubicará a la izquierda y a su derecha tendrá a Fernández, seguido por Nicolás Del Caño (Frente de Izquierda), Roberto Lavagna (Consenso Federal), Juan José Gómez Centurión (Frente Nos) y José Luis Espert (Unite).

Nuevamente el duelo entre el Presidente que busca un segundo mandato y el opositor que ganó con comodidad las elecciones primarias de agosto será el principal atractivo del encuentro que, pese al formato rígido que acordaron los equipos de campaña de los seis candidatos, en su edición anterior en Santa Fe dejó margen para que ambos cruzaran críticas en varios temas, principalmente en economía y relaciones internacionales.

En esta oportunidad, los cuatro bloques temáticos que abordarán los candidatos serán seguridad; empleo, producción e infraestructura; federalismo, calidad institucional y rol del Estado; y por último desarrollo social, ambiente y vivienda, en ese orden.

Macri será el primero en tomar la palabra en el primer tema, seguido por Del Caño, Lavagna, Espert, Fernández y Gómez Centurión.

Cada candidato tendrá 45 segundos de introducción y en cada tema podrán exponer durante dos minutos, con dos rondas de 30 segundos, para que puedan ampliar, preguntar o interpelar por lo que hayan dicho a los otros candidatos, mientras que cada uno tendrá en el final un minuto para cerrar.

Los moderadores y conductores de la transmisión serán los periodistas María O Donnell, Marcelo Bonelli, Mónica Gutiérrez y Claudio Rígoli.

Formato cuestionado

Tras el primer debate realizado el 13 de octubre de la Universidad del Litoral, el formato elegido por los candidatos recibió varias críticas por el poco margen que se le dio a la posibilidad de intercambios directos entre los contendientes y la negativa a una "pantalla partida" que permitiera observar a los competidores mientras uno de ellos habla.

El estilo conservador que prefirieron los seis equipos de campaña hizo que la exposición de cada candidato fuera más similar a un spot de campaña audiovisual que a una controversia entre quienes se disputan la Presidencia de la Nación.

No obstante, esto no cambiará en el debate que se realizará en la UBA debido a que se trata del reglamento que se acordó para los dos encuentros y no hubo ninguna propuesta de los equipos de campaña de modificar las reglas, según indicaron en la Cámara Electoral.De todos modos, en el debate anterior no faltó oportunidad para los cruces, especialmente entre los candidatos de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos.

Se espera para hoy un Macri más "picante" 

.En la recta final de la campaña para las elecciones del 27 de octubre, la coalición Juntos por el Cambio apuesta al debate de hoy como una oportunidad para que el presidente Mauricio Macri confronte de lleno con el kirchnerismo, mientras endurece su discurso en las marchas del “Sí se puede”.
Con el objetivo de remontar la derrota que sufrió en las primarias de agosto ante su rival del Frente de Todos, Alberto Fernández, la campaña de Macri en la última semana se centrará en el debate de candidatos y en un discurso de ruptura con el peronismo, con un subtexto pensado para la clase media, donde busca recuperar votos perdidos.
Fuentes que participan de la campaña contaron que en el debate se verá a “un Macri más picante”, que intentará explotar al máximo los cierres de cada bloque temático del encuentro, especialmente el referido a “Federalismo, calidad institucional y rol del Estado”.
Se prevé que en ese bloque el Presidente apunte a las distintas causas judiciales o sospechas de corrupción que salpicaron al gobierno de Cristina Kirchner para tratar de incomodar a Fernández.
Por otro lado, con la Marcha del Millón, realizada ayer en la 9 de Julio, el oficialismo quiso recrear el espíritu del histórico cierre de campaña del ex presidente radical Raúl Alfonsín y mostrar al mismo tiempo que, pese a la derrota de las PASO de agosto, el Gobierno nacional todavía tiene una convocatoria lo suficientemente grande como para “dar vuelta la elección”.
 

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...