Sáenz: "Si me eligen gobernador voy a trabajar con el presidente, sea el que sea"

Gustavo Sáenz obtuvo ayer un triunfo contundente que lo deja a las puertas del Centro Cívico Grand Bourg. El actual intendente capitalino se impuso en las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias, y quedó a un paso de convertirse en el gobernador de la provincia el próximo 10 de noviembre, cuando se celebren las elecciones generales. 
Sáenz le sacó casi 130 mil votos a su inmediato perseguidor, Sergio Leavy, quien se impuso en el Frente de Todos pero que, incluso sumando los votos de Miguel Isa -a quien le ganó la interna-, queda aún lejos de los sufragios obtenidos por el intendente capitalino. Incluso teniendo en cuenta lo que fue la puja del espacio kirchnerista, no es descabellado pensar que los votos de Isa no se irán para Leavy, todo lo contrario.
Pero más allá del mensaje claro que dejaron las urnas, Sáenz eligió -en medio de la alegría por el triunfo- la prudencia para referirse a lo que viene: “Quiero decirles que no bajen los brazos, que hasta el 10 de noviembre sigamos llevando nuestras propuestas, sigamos trabajando de la misma forma: con grandeza, con humildad, con sensibilidad social, sin contestar agravios, sin difamar a nadie”. 
El candidato a gobernador insistió en que “no sirve hablar mal de otros, porque es hablar mal de uno mismo, por eso nunca me van a escuchar hablar mal de otro candidato, al contrario, los felicito y que Dios y la gente decida quién va a gobernar esta provincia”. 
“Hoy dimos el primer paso y se viene otro el 10 de noviembre”, afirmó Sáenz y, a continuación envió un mensaje hacia adentro y hacia afuera de la provincia: “Si me eligen gobernador el 10 de noviembre, voy a trabajar con el Presidente, sea quien sea, codo a codo, pero defendiendo siempre los intereses de Salta y de los salteños. Ese es mi compromiso, ese es mi pacto de corazón a corazón con todos los salteños”. De esta manera el candidato se refirió implícitamente a la posibilidad de trabajar junto a Alberto Fernández, quien ganó las PASO nacionales y está posicionado para ser el próximo mandatario nacional. Hasta ahora Sáenz no se había referido a esta situación, mientras que Leavy centró su campaña en el hecho de ser el elegido de Fernández y Cristina Kirchner en Salta.

El vencedor de las PASO insistió en que ahora “hay que redoblar los esfuerzos”, y en que “vamos a trabajar juntos, vamos a convocar a todos los salteños, a los que nos votaron y a los que no nos votaron, vamos a buscar a cada uno de ellos, a llevarles nuestra propuesta, a decirles qué es lo que queremos, para que entiendan que hay un frente político que los escuchó y que sabe que sus enemigos son la pobreza, la desocupación, la falta de oportunidades para los jóvenes”.
“Vamos a ponernos a trabajar para recuperar los valores de la familia, para mejorar la educación y la salud, para hacer una Salta distinta, para poner a Salta de pie de una vez por todas, para que todos los salteños puedan vivir mejor”, prometió.
Sáenz admitió además que “ese voto de esperanza que pusieron hoy (por ayer) nos da una tremenda responsabilidad, porque no es fácil gobernar, se los dice alguien que estuvo cuatro años al frente del municipio más grande de la provincia y puso todo lo que había que poner en el peor momento de la economía del país, para cumplir con todos los salteños. Y creo que hemos cumplido, dado el resultado de las urnas”. 
Por otra parte, Sáenz se refirió también a la situación en el interior y aseguró que “hicimos un trabajo titánico recorriendo esta provincia, que es tan grande y tan linda, sobre todo por la calidez de su gente. Y he escuchado a cada uno de ellos y quiero decirles que tengo grabada en mi cabeza, pero por sobre todas las cosas en mi corazón, cada una de sus necesidades. Y vamos a tener ese gran desafío de cambiar en el interior profundo que duele, la vida a esa gente que hace muchos años está esperando que alguien se ocupe y nosotros lo vamos a hacer”. 

Marocco abre el juego

El candidato a vicegobernador de la provincia por la fórmula de Gustavo Sáenz, Antonio Marocco, atendió anoche a los medios y reafirmó el concepto de que aún falta dar un paso más. 
Afirmó que seguirán recorriendo la provincia para hablar con aquellos vecinos a quienes no llegaron en la primera etapa de la campaña. 
“Este fue un mensaje contundente de la sociedad y hay que tomarlo como tal y seguir trabajando para que la propuesta avance un poco más”, consideró.
También envió un guiño a la clase dirigente al afirmar que “este es un frente abierto a todos y los que quieran participar a partir de mañana lo pueden hacer”.
“Los invitamos a todos a sentarnos en una mesa de diálogo”, concluyó.
 

El candidato a gobernador también les confió un sentimiento a sus seguidores: “Sueño con que mis viejos desde arriba me estén mirando y diciendo que ese chico, que a los 14 años abrazó la política con tanta vocación de servicio, hoy tiene la posibilidad (porque todavía nos falta llegar al 10 de noviembre), de ser el próximo gobernador de la provincia”.
Por eso, sobre el final de su mensaje, Sáenz invitó a que “soñemos todos juntos y trabajemos para tener una Salta que tenga futuro”.
“Desde la tierra del Señor y la Virgen del Milagro, desde la tierra de Güemes, desde este norte profundo y olvidado por muchos, le decimos al país que acá no hay grieta, que acá trabajamos todos juntos por Salta y los salteños. No hay odios, no hay rencores, se construye desde el amor y estamos construyendo una Salta que tiene futuro”, cerró.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...