Todavía no se sabe si  el agua de San Luis  está contaminada

Tras la matanza de más de 50 animales por intoxicación con un poderoso insecticida que se diseminó en El Refugio, los vecinos de la zona todavía no saben si sus pozos están contaminados. El 6 de noviembre el Estado abasteció por última vez a las familias con agua potable para el consumo.

La muerte de perros, aves silvestres y dos caballos alertó en esta zona de San Luis sobre la colocación de cebos envenenados con carbofurán, un insecticida altamente tóxico de rápida absorción cutánea.

Luego de 11 denuncias, recorrieron la zona policías, bomberos y personal de Medio Ambiente que se ocupó de recuperar algunos de los cuerpos. Salud Pública lanzó un protocolo de asistencia urgente.

A esta altura, cuatro personas ya había sufrido síntomas de intoxicación y una había tenido que ser internada en observación en el Hospital del Milagro.

Entre otras medidas de prevención, se tomaron pruebas de agua de la acequia que atraviesa los terrenos, donde se encontraron perros y aves muertas, lo que habría intoxicado a dos equinos. También se recolectaron pruebas de algunos de los pozos de agua de la casas del barrio, que no cuenta con el servicio de agua de red para el consumo. El 5 y 6 de noviembre, y según confirmaron tanto los vecinos como el ministro de Salud, Roque Mascarello, la empresa Aguas del Norte distribuyó agua potable a través de cisternas en las viviendas.

Pasaron ocho días de este último servicio y de que se tomaran las medidas preventivas para el consumo de agua. Por el momento los vecinos siguen sin conocer los resultados de las muestras, por lo que no pueden tomar el agua de los pozos de sus viviendas. Tampoco usarla para la higiene personal, ya que, de estar contaminada con carbofurán, podrían absorber el insecticida por la piel.

En diálogo con El Tribuno, los vecinos destacaron la colaboración de los bomberos voluntarios Martín Albarracín de la zona del Aero Club, que realizaron una colecta de agua para beber. También alertaron que el no conocer el estado de sus pozos está afectando su economía familiar, ya que deben comprar agua envasada y no pueden regar sus huertas.

Asistencia

Roxana Belbruno, vecina de El Refugio, cuestionó el accionar de los organismos del Estado. Consideró que estuvieron totalmente ausentes y no cumplieron con la asistencia a los afectados por la contaminación ambiental generada por el insecticida.

"En este caso el Ministerio de Medio Ambiente de la Provincia y la Secretaría que depende de la Municipalidad nunca estuvieron prestándonos asistencia", alertó.

Hasta el momento, pese a las denuncias y a que la Fiscalía de Rosario de Lerma ya entiende en el caso, la vecina aseguró que "los fiscales no se presentaron en la zona".

"No están pudiendo dimensionar el alcance que tuvo esta contaminación y el riesgo de salud para los vecinos. Todavía no hemos conseguido que se limpie la línea perimetral donde se colocaron los cebos con carbofurán, ni que las yeguas que murieron por la ingesta de agua fueran retiradas de la tierra e incineradas", agregó Belbruno.

Preocupados por lo que consideraron abandono del Estado y la falta de información oficial, los vecinos denunciaron que ni la Fiscalía ni los funcionarios de Salud les dieron a conocer el resultado de los análisis del agua.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...