De Salta a Lima, con la fiebre y la locura millonaria 

La adrenalina aumenta con el correr de las horas. La emoción se vuelve incontrolable. Los hinchas de River viven esos momentos únicos del fútbol. Miles no ven las horas de que llegue el sábado para ser testigos de otra gran definición entre el millonario y Flamengo. Y unos pocos tendrán el placer de poder vivirlo en Lima, en vivo y en directo.
Entre esos privilegiados habrá varios salteños. Como el grupo que partió ayer, a las apuradas, para acompañar a los dirigidos por Gallardo en el encuentro más importante del año.
Ramiro González, Gustavo Romano y Leandro Fernández capitanearon a este equipo. Son los que armaron este viaje plagados de sueños. Una odisea de horas y kilómetros. Demasiados. Pero la pasión por los colores no tiene límites. 
Ramiro, Gustavo y Romano se conocen casi de toda la vida. Comparten mucho más que el rojo y el blanco. Coinciden además en un equipo de fútbol que participa en los torneos amateurs que por Salta abundan. 


Los tres planearon este viaje desde hace varios días. Y mientras corrió la voz se fueron sumando nuevos compañeros de ruta, fanáticos del millonario, claro.
Desde el vamos, la idea primaria siempre fue viajar a Lima vía terrestre. Desde que se anunció que la final se juega en la capital peruana, los pasajes aéreos se fueron por las nubes. Valga la redundancia. Luego, el plan fue mutando por razones de tiempo, permisos y trabajo. Y para llevar a cabo la epopeya por asfalto, se iban a necesitar de muchas manos al volante.
Finalmente, cinco personas más se unieron a este sueño norteño riverplatense. Y se fueron. Partieron ayer cerca del mediodía con la intención de arribar hoy a Arequipa luego de casi 20 horas de viaje (1.636 km). Desde allí, y para no llegar sobre la hora, el grupo tomará un avión que los depositará a más tardar el viernes en la sede de la final continental. Entre Arequipa y Lima son mil kilómetros más. El regreso está previsto para el lunes del mismo modo. En avión hasta Arequipa y de Arequipa a Salta por la ruta.


Los salteños partieron en una furgoneta multiplaza tipo “vans”. Y si se tiene en cuenta que con un motor convencional de 1.6 cilindradas se necesitarían 270 litros de naftas para ir hasta Arequipa y volver (16.200 pesos), en un vehículo grande el gasto sería mayor. Ir hasta Lima, además de los cuatro días de viaje mínimo, se necesitan unos 420 litros de nafta para ir y regresar, un gasto de entre 25 mil y 30 mil pesos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...