Animales envenenados en San Luis: Alertan sobre  la alta  toxicidad del  carbofurán

Juan Micheloud, médico veterinario, especialista en intoxicación y miembro de INTA Salta delegación Cerrillos, afirmó que el carbofurán es un insecticida sistémico que se usa para tratar la presencia de pulgones en hojas. "Es una sustancia altamente liposoluble y es por eso la rapidez con la que se presentan los casos de intoxicación", expresó.

El profesional recordó que este tóxico está prohibido en varios países de Europa y en Argentina, mientras que todavía está permitido su uso en Estados Unidos.

Un informe del Cuerpo de Investigaciones Fiscales confirmó que los perros murieron por el pesticida carbofurán en la zona de El Refugio, en San Luis. No solo cayeron canes, sino también caballos y aves por el envenenamiento.

En los peritajes se encontró restos del tóxico, identificado tanto en los animales como en los trozos de carne que había sobre la ruta provincial 87.

Micheloud explicó que la prohibición de este insecticida se debe justamente a su alta toxicidad y que además es de fácil absorción.

En diálogo con El Tribuno, el profesional detalló que esta sustancia es neurotóxica y se puede trasmitir por vía percutánea. "Con esto quiero decir que si una persona toca un animal que consumió el veneno o se revolcó en él, es suficiente para que lo absorba", apuntó.

El veterinario explicó que por ese motivo se produjo la muerte de aves, en particular de rapiña, como los caranchos. Estos animales, víctimas del carbofurán, habrían tomado contacto de alguna forma con el agua de la acequia y también con aljibes que se encuentran sin tapa, así la sustancia contaminante se esparció.

Los vecinos afectados por la muerte de sus perros guardianes y mascotas fueron los encargados de levantar los cadáveres y enterrarlos. Este fue el caso de una paciente de 31 años, internada en el Hospital del Milagro, quien se encuentra en observación por presentar síntomas de intoxicación.

Frente a estas situaciones, Micheloud recomendó el uso de guantes para la manipulación de los cuerpos. "Lo mejor es tomar todas las precauciones necesarias y, mejor aún, que sean los equipos encargados de este servicio los que actúen", indicó el profesional y también alertó sobre el posible contacto con lo que denominó "cebos". Así hizo referencia a los trozos de carne con veneno que se levantaron del predio lindero a El Refugio.

El veterinario detalló que este insecticida es un neurotóxico porque inhibe una enzima que interviene en la degradación del nivel de los tejidos, y en los humanos una dosis baja de 1 ml "puede llegar a ser fatal".

Entre otros de los usos de esta sustancia, destacó que a nivel mundial se utiliza rociando las aves para evitar su presencia en sembradíos. En estos animales el carbofurán se absorbe aún con mayor rapidez, porque sus tejidos son más sensibles. La sustancia no se detecta porque no tiene olor.

Al tratarse de un neurotóxico la víctima presenta convulsiones, babeo y salivación. En los animales como perros o caballos se pueden ver movimientos musculares continuos. En los humanos los síntomas son similares.

El Senasa prohibió el carbofurán en octubre del 2018, en cumplimiento de la resolución 263/2018, que impide la elaboración, importación y fraccionamiento de esas sustancias activas y otras como carbosulfan, diazinon, aldicarb y dicofol y sus productos formulados. Hasta ese entonces en Argentina la prohibición de su uso solo estaba vigente en la producción de peras y manzanas.

Cuando se conoció esa disposición, organizaciones ambientalistas denunciaron que en Buenos Aires prácticamente se remataban esos tóxicos. "Se están haciendo promociones de venta de estos productos, cuyo precio es de hasta un 50% menor al del precio de venta establecido en semanas anteriores", habían expuesto desde la Red de Acción en Plaguicidas de América Latina.

 

 Asisten a los vecinos con agua potable

El martes, después de las 20, los camiones cisterna de Aguas del Norte se acercaron al barrio El Refugio para proveer a los vecinos de agua potable, luego de que las autoridades de Salud les prohibieran el consumo del agua de pozo. Un nuevo servicio se completó ayer, en horas de siesta, con el objetivo de proveer del líquido necesario para la preparación de alimentos e incluso para al aseo personal, teniendo en cuenta la identificación del tóxico que había matado a perros y caballos en la zona. 
Hasta el momento se desconoce cuándo los vecinos podrán volver a consumir el agua de sus pozos, de llegarse a comprobar que estén contaminados con el insecticida que se detectó en los cuerpos de los perros y aves muertas en la zona. 
Por otro lado, a la espera de poder colaborar con las necesidades de los vecinos de esta zona, desde el cuartel de Bomberos Martín Albarracín se informó a la comunidad que se está recibiendo donaciones de agua potable para San Luis. Si bien se cuenta con la asistencia de cisternas del Aguas del Norte, se teme que con los días la situación empeore.
Las donaciones serán recibidas en la institución para luego ser entregadas a los vecinos. El 
cuartel se ubica en la ruta nacional 9, km 4.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...