El equipo de trasplante de órganos del hospital Dr. Arturo Oñativia, encabezado por los médicos cirujanos Raúl Pidoux y María Teresa Alochis, concretó el martes un nuevo procedimiento de trasplante de riñón con donante vivo, alcanzando los 25 trasplantes en lo que va del presente año.

La intervención fue exitosa. En este caso, donante y receptor son hermanos y ambos se encuentran en buen estado, y evolucionan favorablemente. El receptor venía dializándose desde hacía cinco años en esta ciudad.

La Ley N§ 27.447 establece que la extracción de órganos, tejidos y células con fines de trasplante entre personas relacionadas está permitida "solo cuando se estime que, razonablemente no cause un grave perjuicio a la salud del donante y existan perspectivas de éxito para conservar la vida o mejorar la salud del receptor".

El artículo 22 de la citada ley expresa que "solo estará permitida la ablación de órganos y tejidos en vida con fines de trasplante sobre una persona capaz mayor de 18 años, quien puede autorizarla únicamente en caso de que el receptor sea su pariente consanguíneo o por adopción hasta el cuarto grado, o su cónyuge, o una persona con quien mantiene una unión convivencial, conforme la normativa vigente. En todos los casos es indispensable el dictamen favorable de los profesionales a cargo de la realización del trasplante".

Trasplante

Hace una semana, desde este nosocomio se informaba sobre dos intervenciones que se habían realizado. En el primer caso, se trató de ablación de riñón a donante vivo e implante a un familiar; el segundo fue trasplante de riñón de donante cadavérico, ablacionado en otra provincia.

El primer procedimiento quirúrgico, de resultado exitoso, se realizó el mediodía del jueves 5, ocasión en que un paciente joven, que no había llegado a la instancia de diálisis, recibió el órgano de parte de su madre.

El segundo se llevó a cabo en la madrugada del sábado pasado. En este caso, el órgano provino de donante cadavérico y se implantó a un receptor beneficiario del programa federal Incluir Salud. El paciente receptor venía recibiendo sesiones de diálisis en el hospital San Bernardo.

Es importante destacar que estas intervenciones quirúrgicas de alta complejidad se realizaron bajo gestión hospitalaria pública en su totalidad, lo que implica que no representan ningún costo para los pacientes.

La enfermedad renal aparece cuando los riñones dejan de filtrar y eliminar los desechos, minerales y fluidos de la sangre mediante la producción de orina. Se convierte en enfermedad terminal cuando estos órganos han perdido aproximadamente el 90% de su capacidad para funcionar normalmente. Es en ese momento cuando se acumulan niveles nocivos de líquido y desechos en el cuerpo, lo cual provoca la insuficiencia renal. Las personas que padecen esta enfermedad deben eliminar los desechos del torrente sanguíneo a través de una máquina, lo que se conoce como diálisis.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...