La demanda de los pasajeros cayó un 33% en ocho años

El negocio de los colectivos de larga distancia atraviesa una situación de supervivencia no solo por la retracción económica que atraviesa el país, sino también por algunas regulaciones normativas que los empresarios del sector reclaman que se actualicen.

En septiembre pasado la Cámara Empresaria de Larga Distancia (Celadi), que agrupa a transportistas de todo el país, emitió un informe sobre el crítico estado de la actividad. Ese panorama no cambió, según pudo consultar este diario a distintas fuentes del sector.

En el documento se advierten dos situaciones básicas que afectan al servicio público de autotransporte interurbano de pasajeros. Por un lado, la significativa contracción que viene experimentando la demanda por sus servicios, entre otros factores, por la mayor oferta de las líneas aéreas low cost . Y por otra parte el fuerte incremento de los costos de explotación. Ambas situaciones se vieron agravadas por la crisis económica que afecta al país desde hace poco más de un año y medio.

Las magros números sectoriales son un reflejo del reclamo empresarial. La Celadi dio a conocer, en base a estimaciones propias y datos de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), que la merma en la demanda de pasajeros viene en picada a ritmo sostenido.

Para la estadística, la demanda se mide en términos de pasajeros-kilómetros (cada pasajero ponderado por la cantidad de kilómetros recorridos). Esa variable se contrajo 21,3% entre 2011 y 2016 y se estima que hizo lo propio en otro 14,3% entre 2016 y 2019. Entre 2011 y 2019, la contracción acumulada se estiman en un 32,7%.

Respecto del parque móvil, la reducción de éste en tamaño fue del 27% (lo que equivale a 1.363 colectivos) entre 2011 y 2019). La antigedad de las unidades sumó 2 años en el mismo lapso y ahora el promedio de los modelos es de hace seis años atrás. Es todo un indicador sobre el claro proceso de descapitalización del sector.

En cuanto al recurso humano, la Celadi advirtió que la dotación de personal sectorial superaba los 22.000 empleados en 2011 y se redujo hasta 21.300 empleados en 2016. "Con posterioridad a la quita de compensaciones, las cuales en su mayor medida estaban orientadas a compensar los costos salariales crecientes, dicha situación se profundizó, proyectándose para 2019 una dotación de personal sectorial promedio anual de 15.600 empleados", marca el informe de la Cámara.

Es decir que en ocho años se perdieron alrededor de 7.000 puestos de trabajo en el sector del transporte de larga distancia en todo el país.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...