Huelga histórica en Francia contra la reforma de las pensiones que impulsa Macron

Francia enfrentaba este jueves una huelga nacional histórica en protesta contra la reforma de las pensiones, con incidentes y atentados incendiarios en París.

 

En 1995, una huelga similar terminó con la retirada de la reforma de las pensiones, después de tres semanas de movilizaciones. Aquel desenlace fue letal para el Gobierno conservador de Alain Juppé, que perdió las siguientes elecciones. 

Los principales puntos turísticos estaban vedados al público y sólo en París actuaban 6.000 agentes, entre policías y gendarmes.

No había transporte público ni vuelos, en medio de marchas multitudinarias, barricadas e incendios, reportan cadenas televisivas internacionales.

En la región parisina viven 12 millones de personas, y estaban cerradas las 11 líneas de metro.

Cuando presentaron los planes de contingencia, el secretario de Estado de Transportes, Jean-Baptiste Djebbari, y la responsable de la compañía de transporte público parisina (RATP) se expresaron como si la huelga, en efecto, se fuera a prolongar, al menos hasta el fin de semana y más allá.

El prefecto de policía de la capital, Didier Lallement, había hecho un llamamiento a los participantes en la manifestación para que ayudaran a identificar a los violentos, con el fin de proceder a las detenciones. La prefectura ordenó el cierre del tráfico y de los comercios en el trayecto de la marcha de protesta.

La huelga empezó a dejarse sentir en la noche del miércoles, ya que a partir de las 19:00 la circulación de trenes se redujo al mínimo.
La medida era particularmente fuerte entre los docentes, pero también se plegaron los estudiantes universitarios.

También se sumaron los abogados y el personal del coloso energético EDF. Y el sindicato de la CGT ha llamado al paro a los empleados del sector químico, de la metalurgia, la construcción y el comercio.

En las imágenes de televisión es perceptible la movilización de los bomberos, los funcionarios de correos, el personal sanitario y hasta los policías (con servicios restringidos en las comisarías).

Numerosas convocatorias en todo el país

Fueron convocadas 245 concentraciones de protesta a lo largo y ancho de Francia. La izquierda (Partido Comunista, Francia Insumisa y el Partido Socialista) se adhirieron a la protesta.

En cambio, la extrema derecha –el Reagrupamiento Nacional (RN) de Marine Le Pen– exhibió una postura ambigua.

Mientras tanto, el sindicato con más afiliados, la CFDT, no se ha adherido a la huelga, reportó el sitio lavanguardia.com.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...