De la mano de Riquelme, vuelve Ameal

Jorge Amor Ameal triunfaba anoche con más del 47 por ciento de los votos (8.261 sufragios) en las elecciones realizadas en Boca Juniors, con el aporte fundamental de los votos que arrastró el ídolo Juan Román Riquelme para derrotar al oficialismo, y será el presidente del club de la Ribera por cuatro años.
Riquelme, uno de los máximos ídolos de la historia de Boca, fue el eje fundamental en la lista “Frente de Recuperación de la Identidad Xeneize”, que reunió a más de diez agrupaciones opositoras que sumaron esfuerzos para quitarle el poder al oficialismo, por primera vez desde que Mauricio Macri ganó las elecciones en 1995.
En segundo lugar quedaba el candidato del oficialismo, Christian Gribaudo, con el 35% (6.108), mientras que José Beraldi se ubicaba último con el 16,8 (2.900).
Si bien se registraron algunos incidentes que despertaron quejas por parte de Riquelme, Ameal y Pergolini, como la caída del sistema y las demoras consiguientes en la votación hasta pasado el mediodía, la jornada electoral concluyó sin mayores problemas.
El recuerdo del talento de un ex futbolista que es tricampeón de la Copa Libertadores (2000, 2001 y 2007) y ganador de la Copa Intercontinental 2000, además otro lauro internacional y seis títulos nacionales, volcó el apoyo de un electorado que le dijo sí al ídolo y no a la continuidad de una administración que quedó presa de sus promesas: la esquiva Libertadores que nunca pudo ganar Boca con Angelici como presidente
Tras anunciar su integración como candidato a vocal en la lista encabezada por Ameal y el conductor radial Mario Pergolini, que no es lo mismo que un simple apoyo a un espacio opositor, sobre el límite del cierre de las listas, Riquelme se transformó en el eje de una campaña durísima que incluyó fuertes cruces entre todos los protagonistas.
En ese contexto, mientras Angelici y Juan Carlos Crespi, candidato a vice de Gribaudo, cargaban contra Riquelme en primer lugar y también contra Ameal, con fuertes respuestas de ambos opositores, Beraldi se sumaba a las críticas contra el ex futbolista y coincidía con el oficialismo en ese punto. Esas coincidencias fueron tal vez la clave para que entre ambos se sacaran votos en beneficio de la lista que finalmente triunfó.
Así, Ameal vuelve a ser presidente de Boca, cargo que ocupó entre fines de 2008 y diciembre de 2011, cuando sucedió en el cargo al fallecido Pedro Pompilio.
Desde antes de las 9 de la mañana, una multitud se agolpó en las adyacencias de la Bombonera, en donde sobre las vías paralelas a las calle Irala fue instalada una larga carpa para albergar a las 143 mesas habilitadas para un padrón de 84.004 autorizados.
Las elecciones en Boca tuvieron este año un alto grado de politización, como para darle la razón a aquella frase de Alberto J. Armando, histórico presidente boquense: “En este país hay tres puestos que te dan poder e importancia, el de presidente de la Nación, el de ministro de Economía y el de presidente de Boca”.
En esa línea, Riquelme salió a pelearle el poder a lo que se conoce como “macrismo” precisamente porque Mauricio Macri se lanzó a la política tras los triunfos deportivos que Boca logró bajo su presidencia, especialmente entre 2000 y 2007, con seis títulos internacionales y otra media docena de campeonatos locales.
Pero la sequía en títulos internacionales, mellaron las posibilidades del oficialismo.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...