Un importante golpe a los narcoenvíos produjo personal de Gendarmería Nacional en los depósitos de encomienda de la empresa La Veloz del Norte.

Allí el personal llegó con un can antinarcótico que en menos de dos minutos individualizó la encomienda cargada.

Al proceder a la apertura de la encomienda Gendarmería Nacional halló una caja con una colección de libros ilustrados a todo color, para gente menuda y niños.

Al examinar los mismos se descubrió que las tapas y contratapas de material duro, en la normalidad construida de cartón, había sido sustituido por cocaína compactada, es decir los libros con inocentes y colorida tapas ocultaban un cargamento de más de seis kilos de cocaína de máxima pureza.

La droga tenía como destino la ciudad de Buenos Aires.

Zapatos carísimos

En tanto la fuerza federal informó ayer que el personal de la Sección Tres Cruces controló el rodado Renault Sandero (remís) ocupado por cinco personas, incluido el conductor, quien fue requisado.

Al entender que el origen del viaje había sido un punto importante de penetración narco como lo es la ciudad de La Quiaca, los gendarmes pusieron mucho énfasis en este control.

De las requisas realizadas detectaron que 3 ciudadanos extranjeros, dos mujeres y un hombre, caminaban de manera extraña, como si los zapatos tuvieran plomo en sus plantillas.

En la requisa de los mismos se confirmó el peso excesivo de cada botín y al desarmarlos se vio que transportaban aculta entre las suelas del calzado (tipo botas) una sustancia pulvurulenta de color blanca.

Las falsas suelas estaban rellenas de cocaína, la que sometida a la prueba de narcotest arrojó positivo para clorhidrato de cocaína, con un pesaje total de 10,776 kg, con método de ocultamiento incluido.

El juez y fiscal federal de Jujuy dispusieron la detención de los involucrados e incautación del estupefaciente y elementos de interés para la causa.

  Las suelas de los narcos, con más de 3 kilos por cada par de botines. 

Valija de plomo

Otro caso que llamó la atención de Gendarmería ocurrió en las últimas horas en el control de ruta de Senda Hachada.

En el cruce de las rutas nacionales 34 y 81 el personal federal hizo descender de una unidad de la empresa Flecha Bus a todos los pasajeros y en el control de equipaje una de las valijas, al ser quitadas algunas prendas, estaba demasiado pesada para ser normal.

La requisa posterior halló los paquetes de cocaína ocultos sobre el fondo de la valija pegados con cinta de embalar.

Inmediatamente se ubicó al propietario, quien tenía el boleto "picado", al parecer.

El sujeto, oriundo de esta capital, dijo que tenía como destino la ciudad de Salta y quedó inmediatamente detenido.

Poco después la fuerza federal corroboró la presencia de clorhidrato de cocaína en los paquetes y pesó a los mismos en un total de casi cinco kilos de la cotizada droga.

Una fuente de seguridad dijo anoche a El Tribuno que los envíos terrestres se han cuadriplicado y que el ingenio narco está utilizando todas las vías para perforar el esquema estratégico de Gendarmería Nacional.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...