El temor a la  discriminación sigue latente

Suspender el tratamiento y la medicación o negarse a los controles en las salas del hospital Del Milagro, referente del atención de tuberculosis en la provincia, son comportamientos frecuentes en algunos pacientes. Esto tiene que ver, en parte, con la estigmatización y la carga social que representa aún hoy esta patología.

La jefa del Área Central de Tratamientos de Tuberculosis del hospital Del Milagro, Julia Buttazzoni destacó que la mayoría de los pacientes expresa una resistencia cuando conoce el diagnóstico de la enfermedad, porque además se considera una dolencia que puede llevar a la discriminación de su medio. "Y esto juega en contra al momento de seguir el tratamiento. No quieren que se enteren los vecinos o familiares. Entonces en algunas ocasiones ellos prefieren quedarse con el tratamiento en el hospital", detalló.

La profesional expresó que la tuberculosis es una enfermedad que se relaciona socialmente con la pobreza, la falta de recursos. Además es de fácil contagio y estas son las razones de raíz que hacen a los pacientes dejar los tratamientos.

La tuberculosis es una enfermedad que se presenta con más frecuencia y suele ser más grave en personas con inmunodeficiencia. El VIH debilita el sistema inmunitario, lo que incrementa el riesgo de contraer tuberculosis entre pacientes que viven con el virus.

La infección por VIH y TBC es lo que se denomina coinfección. Toda persona con VIH debe hacerse la prueba de detección de tuberculosis.

Esta enfermedad es una patología del tipo infeccioso, que suele afectar los pulmones y se transmite de una persona enferma a otra sana a través del aire. Cuando un enfermo con tuberculosis pulmonar tose o estornuda, expulsa bacilos tuberculosos a través de gotitas de saliva, que si son inhaladas provocan el contagio.

Se trata de una enfermedad curable y prevenible con vacuna, que se coloca al recién nacido y se encuentra dentro del calendario nacional de inmunización, con carácter de obligatorio y gratuito. Además de la vacuna, la prevención consiste en mantener abiertos, ventilados e iluminados con luz natural los ambientes que se comparten con otras personas que pueden estar infectadas, como oficinas, aulas, vehículos de transporte público, para evitar la concentración de gérmenes.

El 24 de marzo fue el Día Mundial de la Tuberculosis, debido a que en esa fecha del año 1882 el médico y microbiólogo alemán Robert Koch presentó su descubrimiento sobre el bacilo que produce la enfermedad.

La Asamblea Mundial de la Salud aprobó una estrategia para poner fin a la epidemia hacia el 2035, mejorando los conocimientos y promoviendo cambios de conducta en la población.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...