Denuncian que motoqueros destrozaron un trayecto del Camino del Inca

Hoy sólo quedan vestigios de las decenas de miles de kilómetros que recorría el Camino del Inca o Qhapac Ñan en América del Sur. Aquellos indios fueron unos visionarios y unos adelantados que coincidieron en la importancia de los caminos para el desarrollo descomunal que lograron en su época. De este camino icónico, ancestral, prehispánico, Salta tiene el honor de tener en restauración artesanal el tramo entre Tastil y Payogasta, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. A pico y pala, subiendo a 3000 y a 4500 metros sobre el nivel del mar a lomo de mula entre quebradas, hombres y mujeres dejan sus manos y sus pies, espaldas al sol, por este sueño sudamericano de conservación. Llevan 40 días marcando, restaurando el camino como lo hicieron los incas, pero en pocos minutos, ayer, en el Día del Indio Americano (como paradoja), un grupo de motoqueros que practica el endurismo en suelo sagrado, echó por tierra todo el trabajo arduo y silencioso que impulsa la Unesco y que apoya el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en pos de la recuperación de las raíces americanas. 

 

 

 

Con teléfonos satelitales, conservacionistas que trabajan en esta impresionante obra de restauración, se comunicaron con El Tribuno para alertar sobre estos desmanes que cometen personas que practican endurismo. Quizás por ignorancia. Quizás por indiferencia. Quizás por impunidad. 

“El camino que recorre una altura de hasta 4500 m.s.n.m. está siendo restaurado a pico y pala desde hace 40 días por habitantes de la zona, con enorme esfuerzo. Debido a los movimientos de tierra se encuentra más frágil que nunca, por lo que los directivos de Patrimonio Provincial pidieron públicamente que no transitaran motos por la zona. Sin embargo, y a pesar de los reiterados pedidos, realizados también por las comunidades originarias de la zona, hoy (por ayer) pasó un grupo de motos por el tramo de camino restaurado con mayor riesgo de destrucción”, detalló Jorgelina Flores Barrantes, cronista en Las Capillas, área de finalización de los trabajos de restauración del Camino Inca, tramo Tastil - Payogasta.

El camino, en Las Capillas, en plena restauración.

Con profundo desaliento, Flores Barrantes, dijo: “Siendo Patrimonio de la Humanidad y ante todo, de los salteños y de los habitantes originarios, está prohibido el tránsito de motos por el Camino Inca o Qhapac Ñan. La destrucción que éstas ocasionan, abriendo cárcavas o socavones que luego se convierten en cursos de agua, es letal para el camino. En este caso es aún peor, ya que estan arruinando completamente el inmenso trabajo de restauración que los lugareños realizan sin descanso en plena montaña desde hace más de un mes”.

El Qhapaq Ñan es un sistema vial prehispánico que involucró centros poblados y que constituye la obra tecnológica más importante del continente antes de la conquista española. En su apogeo recorrió alrededor de 50 mil kilómetros y por su traza estratégica, fue objeto de investigación arqueológica. 

De esa maravilla incaica hoy sólo quedan vestigios. Sólo 690 kilómetros forman parte de la presentación realizada por los países latinoamericanos como parte del Camino del Inca, los que fueron reconocidos por la Unesco, el organismo de las Naciones Unidas para la Educación y la Cultura. Así el proyecto para la conservación y consolidación del sitio prehispánico del Qhapaq Ñan está empoderando a la población de la Quebrada del Toro como guardianes de su patrimonio cultural y ancestral.

Ahora faltan controles rigurosos y la aplicación de multas y penas para quienes destruyan este tesoro de la humanidad.

Las cárcavas o socavones que se forman con el paso de motos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...