Arribaron a Salta miembros de la Corte Interamericana por el conflicto territorial en Rivadavia

Los jueces de la Corte Interamericana de Justicia, Humberto Antonio Sierra Porto y Patricio Pazmiño Freire, llegaron hoy a la provincia para realizar una "visita in loco" a los exlotes fiscales 55 y 14, en el departamento Rivadavia, por el conflicto territorial más grande que enfrenta Argentina, en el que se disputan 645.000 hectáreas.

Esta visita obedece a un pedido directo realizado por el coordinador de Lhaka Honhat, Francisco Pérez (wichi), y el tesorero de esa asociación, Rogelio Segundo (qom), en la audiencia pública que se realizó en Costa Rica, en marzo.

Para tener un panorama completo del caso, los magistrados se reunirán con referentes de las comunidades de la Asociación Lhaka Honhat (Nuestra Tierra, en el idioma wichi), con aquellos que no están representados por la organización y con criollos de Santa Victoria Este.

Los integrantes de la Corte arribarán a la provincia al mediodía para después reunirse con la fiscal de Estado, Pamela Calletti. A las 17 se encontrarán con el gobernador Juan Manuel Urtubey en el Centro Cívico y a las 18 partirán desde el aeropuerto hacia Mosconi, en el avión de la Provincia, y harán base en Tartagal.

En la agenda de los jueces está previsto que a primera hora del viernes sobrevuelen en helicóptero distintos parajes de Santa Victoria, saliendo desde el aeródromo de Mosconi.

Criollos e indígenas

Sierra Porto y Pazmiño Freire participarán además, en Santa María, de una asamblea con integrantes de las comunidades originarias que reclaman el título único de 400.000 hectáreas de tierras en el nordeste de Salta.

Además, tienen previsto un recorrido a los alambrados de puestos criollos de Santa María, ya que los originarios piden que el Estado quite inmediatamente todo lo que interfiere en la forma de vida de las comunidades.

Los magistrados también tendrán una reunión con comunidades indígenas que no están alineadas con la Asociación Lhaka Honhat y las familias criollas relocalizadas en la zona norte. Los criollos son la otra parte involucrada y solicitan la relocalización en unas 243 mil hectáreas restantes.

Si bien el motivo principal de la Corte IDH es recorrer la zona para comprobar las denuncias que hacen los originarios por el tendido de alambrados, la tala ilegal y la presencia de ganado de familias criollas, también servirá para despejar dudas que puedan tener sobre el caso.

Los jueces van a tener contacto directo con los indígenas y criollos antes de dictar una sentencia, lo que podría ocurrir a fin de año. La sentencia es obligatoria para el Estado argentino y tiene que cumplirla. Eso está establecido en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, que manifiesta la obligatoriedad de respetar las decisiones de la Corte.

El conflicto territorial entra así en su fase final. Después de esta "visita in loco", expresión que puede traducirse como visita en terreno, comenzará el plazo para presentar los alegatos por escrito para las dos partes, los peticionarios y el Estado nacional.

La llegada de los jueces a la zona del Pilcomayo, unos 500 kilómetros al noreste de la capital y cerca del punto tripartito (con Bolivia y Paraguay), tiene como antecedente la presencia en tres oportunidades de la Comisión Interamericana, lo que pone en perspectiva la importancia de un caso que, en los hechos, es el reclamo territorial indígena más grande del continente.

La Corte visita por primera vez Argentina

Gabriela Kletzel, abogada del CELS, llegará a la provincia para formar parte de la comitiva que acompañará a los jueces de la Corte en su recorrido por los exlotes fiscales. La representante del organismo de derechos humanos resaltó la importancia que tiene la visita de los magistrados. Dijo que “es una primera vez que la Corte visita la Argentina” para la revisión de un caso. 
“Sin dudas, evalúan un caso que tiene mucha trascendencia, que puede significar un antes y un después, porque las decisiones de la Corte tienen un impacto no solo en el país sino regional. Para nosotros para es muy importante que la Corte le haya dado curso a la medida que nosotros pedimos de hacer contacto en territorio”, expresó la abogada.
En la asamblea de caciques, los representantes de las comunidades podrán demostrar a los jueces cómo las violaciones a sus derechos interrumpieron su forma tradicional de vida. 
Gabriela Kletzel, explicó que es muy importante que los jueces puedan escuchar de los caciques cual es “la importancia del título único” y que además puedan preguntar. 
“Los caciques han tenido muchas reuniones en estos días para conversar y discutir. Se espera una gran cantidad de personas y caciques de la Lhaka Honhat”, expresó Gabriela.
La asamblea va a contar con la exposición de siete caciques y los miembros de la Corte podrán resolver sus dudas.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...