Desde La Quiaca al reconocimiento mundial, una vida de servicio médico

En 2014 el reconocimiento a un médico argentino como la figura más importante en Nefrología Pediátrica de América Latina inflaba de orgullo a la comunidad médica y a quienes se interesaban por la noticia. 
Aquel médico era Ramón Alfonso Exeni, quien ya contaba en su haber el ser uno de los fundadores de la Nefrología Pediátrica en Argentina, pero pocos sabían que los orígenes del especialista estaban en el Norte del país, más precisamente en el interior de la provincia de Jujuy, la Quiaca. 
Exeni fue destacado por la Asociación Latinoamericana de Nefrología Pediátrica (Alanepe) -que entregaba por primera vez ese galardón-, por sus contribuciones en la investigación del síndrome urémico hemolítico destacándose en el desarrollo de la prevención de esta patología. Además, suma una larga lista de relevantes funciones relacionadas con la especialidad como ser coordinador general de Nefrología en la Municipalidad de La Matanza, cargo que le fue otorgado luego de que en 2006 decidiera renunciar a cualquier tipo de jefatura, para dejarles lugar a los más jóvenes, en el Hospital de San Justo, institución donde comenzó a ejercer la profesión hace 56 años y aún trabaja todos los días. 

Redoblar la apuesta

Lejos de ser aquella su última recompensa el doctor Ramón Exeni sube la apuesta y en octubre de este año recibirá el reconocimiento mundial por sus aportes a la Nefrología Pediátrica en el Congreso de la Asociación Internacional en Nefrología Pediátrica (IPNA, por sus siglas en inglés). 
Claro que todo esto no es a pedido de él, sino que sus colegas lo eligieron como el representante de Latinoamérica y compitió con numerosos miembros de las Sociedades de Nefrología Pediátrica de África, Norteamérica, Asia, Australia y Nueva Zelanda, Europa y Japón. 
“En Miami se reunieron para elegir al representante de Latinoamérica y me designaron a mí, para competir con estos ‘monstruos’ de todo el mundo”, contó Exeni a El Tribuno, quien además destacó que “esto es una bomba, yo con la nominación de Latinoamérica ya estaba feliz, eso ya era bastante”. 
El 17 abril en Lyon (Francia) se reunió el comité de selección de IPNA para elegir al ganador del Life Achievement Awards al médico con más aportes a la nefrología mundial y el nombre seleccionado fue el del quiaqueño. 

Desde el Norte...

Futbolero y fanático de Independiente Ramón es descendiente de árabes, nació en La Quiaca, donde vivió hasta 1947. Cuando él tenía 10 años de edad su familia se trasladó a Buenos Aires. 
Allá estudió y se recibió en la UBA de la Facultad de Medicina en 1963 y decidió seguir la especialidad de Pediatría, mientras trabajaba en el Hospital de Niños de San Justo, donde aun se desempeña como referente indiscutido de la profesión.
Su servicio es considerado como grupo líder con respecto al síndrome urémico hemolítico. 
Sus pasos marcaron el camino de sus dos hijas, que actualmente acompañan su legado y también se destacan en la nefrología. Una es jefa en Nefrología en el Hospital Universitario Austral y la otra trabaja en el San Justo como jefa de la sección ambulatoria. 
Sus raíces familiares están asentadas en Salta, donde todos los Exeni son parientes, descendientes de los ocho hermanos del padre de Ramón. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de vida-y-tendencia

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...