Una banda narco utilizaba la ruta de El Patrón del Mal

En los primeros meses del año el Juzgado Federal de Orán ha logrado desarticular al menos siete bandas dedicadas al narcotráfico. En ese sentido la incautación de droga no es menor en el norte salteño, uno de los últimos operativos a cargo de las fuerzas federales se efectuó con éxito la semana pasada donde lograron desarticular una banda y detuvieron a ocho de sus integrantes. Se trata de una organización bien aceitada que el Juzgado Federal de Orán venía siguiendo desde el 2016, solían utilizar los caminos alternativos de Juan Antonio "Juanzuti" Aguilera, más conocido como El Patrón del Mal del Norte.

Al menos tres fueron los operativos malogrados por las fuerzas de seguridad en que los narcos supieron burlar la ley y darse a la fuga. En uno de los escapes abandonaron un vehículo que luego sería hallado por los investigadores. Sin embargo, en esa oportunidad no secuestraron ningún tipo de sustancia ni elementos que pudieran servir en la causa.

En el momento de la detención, los narcos tenían en su poder más de 50 kilos de cocaína que debía llegar a San Miguel de Tucumán, donde uno de sus compañeros esperaba por la sustancia. El procedimiento se realizó cerca de El Naranjo, Rosario de la Frontera, sin embargo venían siendo rastreados desde el peaje de Cabeza de Buey, General Gemes. Entre las pruebas colectadas por los sabuesos hubo algunas llamadas que de alguna manera determinaron el camino a seguir en la causa.

Fuentes de la investigación consultadas por El Tribuno sostuvieron que se trata de una zona donde abundan los caminos alternativos, los gendarmes que trabajaron en el operativo tenían escuchas que indicaban algunos puntos por donde podían pasar los narcos para retirar la sustancia. Dada la enorme longitud de los campos que se extienden por la zona, la localización de los narcos se torna compleja, difícil determinar a ciencia cierta el lugar y la hora en que los "mochileros" pasarán.

Incluso la misma fuente confió que uno de los caminos alternativos que utilizó la banda desarticulada hace poco más de siete días por el Juzgado Federal de Orán es el mismo que utilizaba el capo narco Juan Antonio "Juanzuti" Aguilera, quien fue detenido hace un año en ese mismo lugar, inmediaciones de El Naranjo, con 370 kilos de cocaína.

Antenas activadas

El grupo de gendarmes que hizo la vigilia durante la madrugada del domingo 19 del corriente mes esperó que los mochileros narcos estuvieran a un radio de 6 kilómetros para que se activaran los teléfonos celulares y de esa forma lograr escuchar y localizar a los narcos. "Vení te estoy esperando", fue el mensaje que lograron decodificar los uniformados entre otras de las pruebas de valor.

Con las pruebas reunidas más que suficientes, desde la Fiscalía y el Juzgado Federal de Orán se ordenó una serie de allanamientos en las ciudades de San Ramón de la Nueva Orán, Perico (Jujuy) y San Miguel de Tucumán. De esa manera fueron cayendo las personas vinculadas a la organización narco, seis domiciliados en Orán, un tucumano y un jujeño.

También solicitaron el secuestro de al menos 15 vehículos, tres Amarok, tres Volkswagen Bora, cuatro Astra, un Volkswagen Vento, Cruce, Kangoo, Peugeot y Ford Focus. La causa fue caratulada como "transporte de estupefaciente agravado por el número de integrantes".

De esa forma las fuerzas federales del norte provincial lograron la detención de ocho narcos vinculados con una banda que venía delinquiendo desde hace más de tres años. Las escuchas de teléfonos celulares intervenidos condujeron al éxito de la investigación. No descartan seguir los pasos de otros integrantes narcos.

El entramado narco de la organización desarticulada tenía vínculos en las provincias de Jujuy, Salta y Tucumán.

Secuestro y mejicaneo

A comienzo de mes un cabo del Ejército fue detenido sindicado como el líder de una banda narco en el norte provincial. El hecho tuvo varias aristas, comenzó con la denuncia de familiares sobre el secuestro de un joven hermano de un conocido traficante en la zona de frontera. Los secuestradores exigían la entrega de una importante cantidad de cocaína. “Larga a mi hermano, te equivocaste”, le dijo el narco a un secuestrador. El muchacho fue liberado en un basural del barrio San Juan de Orán. El cabo y sus compañeros, un total de cinco personas, fueron detenidos acusados de “mejicanear” la droga en Tartagal, Vespucio, Mosconi, Embarcación y Orán.    
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...