Un grupo de chicos que iba al kiosco en la localidad bonaerense de Merlo se topó en el camino con una caja que les llamó la atención. En su interior había un bebé recién nacido y su curiosidad le salvó la vida.

Estaba vestido, envuelto en una frazada y un gorrito de lana azul le cubría la cabeza. También tenía pegada en el pecho una nota que había escrito su mamá antes de abandonarlo. !No lloraba, pero estaba muy frío!, dijo a Todo Noticias una vecina, que fue la primera que lo asistió en el lugar.

“Me llamo Mateo. Nací el martes a las 20:35. Mi mamá me dejó acá porque no puede cuidarme”, decía el papel manuscrito, en el que además la mujer le pedía perdón a su hijo y también que buscaran a su padre, que no sabía de su paternidad.

Los chicos que encontraron a Mateo avisaron a una vecina y ella después llamó al 911. “Nos fijamos que no estuviera lastimado y lo abrigamos”, relató la mujer. La policía llevó al bebé al hospital más cercano y, según trascendió, permanece internado pero fuera de peligro. Uno de los muchachos que lo encontró manifestó: "Fue una alegría encontrarlo. Espero que Dios lo bendiga y le de un buen hogar y una familia que lo cuide mucho. Espero tenerlo otra vez en mis brazos". 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Encuesta

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, irrumpió en un control de la Policía Federal reclamando celeridad. Para Nación se extralimitó. Estás de acuerdo con su accionar…

Si, prefiero un funcionario activo
No, debería respetar las jurisdicciones
ver resultados

Importante ahora

cargando...