Ofrecía servicios sexuales y luego "aparecía el esposo"

Dos hombres y una mujer fueron detenidos en la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia, acusados de integrar una banda que ofrecía servicios sexuales para luego extorsionar a lo clientes, informaron fuentes policiales.

El modus operandi era atrapar hombres casados y con muchos hijos a quienes les decían que si no abonaban el silencio terminaban o preso o escandalizados por un marido celoso.

Se trata de una banda de extorsionadores, uno paraguayo, que habrían cobrado enormes cantidades de dinero a decenas de hombres que llamaban a diario a la pareja de uno de ellos.

El otro cómplice se hacía pasar por el segundo jefe de le la Brigada de Investigaciones de la capital de Chubut, quien aparecía cuando el cliente se ponía denso. Ahí entraba la supuesta autoridad que lo ponía al hombre elegido para la extorsión en terminar en un escándalo policial o pagar la deshonrosa situación.

La mayoría accedía a pagar el silencio murmurando que no habían tocado nada siquiera y que lo que pedían por el silencio era el cachet de una botinera.

La detención

El operativo se llevó a cabo en un domicilio situado en Granadero y Las Rosas, del barrio San Martín, donde fueron detenidos los tres acusados, uno de ellos de nacionalidad paraguaya, según confirmó a Télam el segundo jefe de la policía del Chubut, Néstor Gómez Ocampo.

El jefe policial dijo que la investigación se inició hace un mes, tras al menos cinco denuncias de damnificados que dieron origen a intervenciones telefónicas, fotografías y filmaciones de los momentos en que se realizaban transacciones de dinero en la vía pública.

La banda hacía estragos incluso en algunos funcionarios por lo que se desprende de la investigación.

La maniobra que se le adjudica a la banda comenzaba con la publicación en las redes sociales de un ofrecimiento sexual que hacía la mujer, quien dejaba un número telefónico de contacto.

Una vez realizada la llamada del interesado, la mujer obtenía el teléfono de la futura víctima de la extorsión y ahí entraba en juego su pareja, que llamaba al interesado y se manifestaba molesto por pretender intimar con su esposa, tras lo cual amenazaba con revelárselo a su círculo familiar.

Luego de este primer "apriete", comenzaba una negociación que terminaba con la entrega de dinero en efectivo, explicó el vocero.

"Esto además se completaba con el engaño del hombre que se hacía pasar por Pablo Lobos, el segundo jefe de la Brigada de Investigaciones de la Policía de Chubut, con lo que le daba al tema un grado de severidad que lo hacía más temible aún", reveló Gómez Ocampo.

La transacción se pactaba en la vía pública, donde el extorsionado pagaba por el silencio del supuesto policía, dejando el dinero detrás de unos arbustos, donde luego era recogido por integrantes de la banda que se conducían en un Volkswagen Gol, que fue secuestrado ayer en el domicilio allanado.

Gómez Ocampo explicó que en el expediente figuran cinco denunciantes, aunque estimó que "hay muchos damnificados más, que evidentemente no quieren hacer la denuncia y prefieren dejar todo como está a pesar de haber perdido dinero".

Los detenidos fueron identificados por la Policía como Darío Gómez, Nancy Bazán y Cristian Bazán Gómez, este último de nacionalidad paraguaya.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...