Ayer, a pesar de la oposición de la fiscalía, el juez de Garantías de Segunda Nominación, Claudio Alejandro Parisi, autorizó la salida del obispo Gustavo Zanchetta. El religioso, denunciado por dos seminaristas de abuso, podrá regresar al Vaticano con la premisa judicial que deberá estar en la provincia el jueves 8 de agosto, momento en el que deberá comparecer ante la Justicia.

A través de su defensor penal oficial número 2, Enzo Gianotti, Zanchetta pidió revocar el levantamiento de las medidas restrictivas de la libertad y la devolución de su documentación personal incautada para regresar a Santa Marta, la residencia del Vaticano en la que reside junto al Papa con el que son muy cercanos. "En razón de haberse dado cumplimiento con la audiencia de imputación, pericias psicológicas, y psiquiátricas", solicitó el defensor oficial.

Las medidas restrictivas que solicitó revocar el obispo le fueron impuestas cuando se presentó de forma espontánea para la audiencia de imputación el jueves 6 de junio pasado. Al mismo tiempo se le ordenaron pericias psicológicas y psiquiátricas. Las medidas fueron impuestas por Parisi para "asegurar su comparecencia al proceso y asegurar el éxito de la investigación".

Los mismos motivos esgrimió la fiscal a cargo de la investigación, Soledad Filtrín, para oponerse al pedido por la importancia de la etapa investigativa en la que se encuentra el caso. Justificó que la Fiscalía está a la espera de ciertas pruebas como "las elevaciones de los informes psicológicos y psiquiátricos del imputado y las víctimas". Lo que "podrían demandar su presencia" (la de Zanchetta). En el mismo sentido señaló medidas probatorias solicitadas por la defensa que también podrían requerir la presencia del imputado.

"Cabría la posibilidad de que las subsiguientes etapas procesales se vean truncadas con el levantamiento de las medidas de coerción impuestas, máxime teniendo en cuenta que no existe convenio de extracción con la Santa Sede", advirtió la investigadora en la causa Zanchetta.

El juez Parisi reconoció que revocar las medidas restrictivas "afectaría a los fines del procedimiento penal", e dijo compartir el criterio con la fiscal Filtrín de que "no se encuentran reunidos los requisitos" para acceder a darle la libertad a Zanchetta. En ese sentido el magistrado decidió no retirarle las medidas restrictivas.

"Sin perjuicio de ello y en atención a las razones de índole laboral", afirmó en su resolución el juez Parisi, le otorgó el permiso provisorio de un viaje especial a la Ciudad del Vaticano. Zanchetta debe regresar el 8 de agosto a las 10 de la mañana, momento en el que deberá comparecer ante la Justicia nuevamente.

El obispo fue apartado de sus funciones por el Vaticano el 4 de enero, cuando las denuncias por abuso se hicieron públicas. Según las últimas declaraciones del papa Francisco, con el que trabajaron juntos en la Conferencia Episcopal, el religioso se encuentra suspendido de toda función y a la espera del juicio canónico que "él mismo" pidió abrir atento a las pruebas presentadas por el obispo de Tucumán, Carlos Sánchez, a cargo de la investigación canónica.

.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...