Un plato para quienes duermen en la calle

Desde hace tres años, los miércoles a la noche un grupo de mujeres recorre las guardias de los hospitales, el parque San Martín y los canales de Esteco e Yrigoyen para ofrecer comida caliente.

Durante la semana llaman a los amigos, familiares y clientes para pedirles donaciones. "Siempre quisimos servir un plato que a nosotras nos gustaría comer. Entonces, hacés fideos con pollo, arroz con albóndigas y guiso de lenteja. También entregamos una botella de agua y pan", expresó Gabriela Obeid, que el año pasado no sabía si este invierno iba a poder dar esta ayuda con sus amigas.

La iniciativa cuenta con el apoyo de benefactores, amigos que prestan autos para movilizarse y la asistencia de Defensa Civil y Bomberos para la zona de los canales, ya que las voluntarias necesitan ayuda para bajar con sus cajas cargadas de bandejas humeantes hasta el lugar donde duermen las personas sin techo.

"No solo nos ocupamos de la gente que vive en la calle, sino también de las guardias de los hospitales, donde los familiares muchas veces van a acompañar a sus enfermos. Hay gente que no tiene dónde quedarse y duerme en las bancas de las guardias", destacó Gabriela.

Posta solidaria

Las amigas destacaron que decidieron que la entrega de los platos calientes se haga todos los miércoles porque es el único día en que los "invisibles" no cuentan con ninguna asistencia.

"Somos más de los pensamos los que salimos a ayudar, así que los lunes, martes y jueves sabemos que hay grupos de jóvenes que también brindan sus platos", expresaron.

Contaron que este año la idea es tener un menú más organizado, para no "andar a las corridas" consiguiendo los ingredientes que pueden faltar. Es por eso que las voluntarias piden la donación de polenta, fideos, sal, condimentos, puré de tomate, arroz, bandejas número 105, papel film, cubitos de verdura, aceite, pollo, carne molida, verduras, cebolla, papa, zanahoria, pimiento, zapallo y zapallitos.

A sabiendas de que las necesidades de la gente que encuentran en la calle son muchas y se agudizan con el frío, el grupo se anima a pedir a los salteños solidarios también frazadas y ropa de abrigo, como medias y zapatillas, en buen estado.

Los interesados pueden llevar sus donaciones a Santiago del Estero 223 y a O'Higgins 2191.

“Se juntan a la noche para pasar el frío”

Gabriela Obeid hizo un llamado a todos los salteños que sientan que deben colaborar para sostener esta movida por los que están en una situación límite, excluidos de los derechos más básicos.

“Por poquito que puedan, todo suma”, afirmó Gabriela que recordó que el año pasado, cuando salieron con los platos clientes fueron descubriendo otras necesidades de los “invisibles”, como ella los llama. 

Uno de los casos que más la impactó fue el de una abuela que estaba en la calle luego de que le robaran lo poco que tenía. Con ayuda, logró armarle de nuevo el baño, la cocina y colocarle de nuevo la puerta de su casa. “Ella estaba en la calle por que tenía miedo de estar sola en su casa”, recordó. 

Consultada sobre “los invisibles”, Gabriela no duda en afirmar que los llama así porque nadie los ve. “En el día siguen estando en las calles pero nadie los ve y, en la noche, se juntan para pasar más fácil el frío. Todos se conocen”, aseguró.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...